Imagen institucional es percepción

NORMA JULIETA DEL RÍO VENEGAS

La imagen Institucional en la Administración Pública, en cualquiera de sus tres niveles, en algunas ocasiones suele despistar, desorientar, o confundir si se trata de una campaña política, un montaje o de verdad es la imagen seria basada en la razón y no en la emoción, con metas y objetivos en beneficio de la ciudadanía, que ejerce motivación en los servidores públicos para trabajar con entusiasmo.

La imagen en una persona es importante más allá de lo que se pueda minimizar o maximizar esta, abre y cierra puertas en los ámbitos de la vida cotidiana, familiar y laboral.

Entonces, si trasladamos esa importancia que le damos a la imagen de nuestra persona a la imagen de nuestros centros de trabajo, es la cara que se da, ya que está expuesta al escrutinio público, por ello se debe cuidar hasta el más mínimo detalle de lo que se proyecta y percibe como Institución, Dependencia o Entidad.

La imagen de la institución definitivamente permea en sus colaboradores, eso motiva y el rendimiento es mayor, aparte de ser eficaces (cumplir con metas), se vuelven eficientes (las cumplen en menor tiempo, de calidad y con menor presupuesto).

Cuando se está en el servicio público, la imagen, el actuar, el pensamiento y hasta lo que se dice está bajo la lupa del ciudadano, pero también de inversionistas, empresarios, organizaciones civiles no gubernamentales y miles de miradas más, lo que puede hacer crecer una administración o hacerla desvanecer y caer en pedazos.

La Administración Pública, al final de cuentas, es una empresa privada, donde la satisfacción o no de los clientes dirán si continua o se va a la quiebra, de ahí la importancia de la imagen institucional.

Crear una imagen institucional requiere de todo un proceso, es algo serio, en manos de expertos, de creadores e innovadores, pensado hacer más con menos y que la percepción positiva aumente. Ojo, este NO es un proceso de gustos ni caprichos personales.

Hablando del tema, fue hace una semana cuando el Instituto de Administración y Avalúos de Bienes Nacionales (INDAABIN), publicó en el Diario Oficial de la Federación los Criterios y Especificaciones técnicos relativos a la imagen institucional y señalización de inmuebles federales utilizados como oficinas administrativas.

En este documento especifica claramente los elementos visuales necesarios para el uso de los colores, materiales, texturas y el mobiliario dentro de las oficinas de los inmuebles federales. Lo anterior con el objetivo de que cada inmueble federal adecué en base a los elementos descritos y sea homologada la imagen del Gobierno Federal.

Consta de las fachadas y señalización de los inmuebles, asimismo, se describe cómo deben ser las oficinas de estos inmuebles, resaltando sobre todo las áreas dedicadas a la atención ciudadana, recepciones y áreas comunes.

Este documento contiene seis capítulos, con base en el Manual de Identidad Gráfica del Gobierno de la República 2013-2018, criterios y especificaciones técnicos de la Imagen Institucional y señalización de inmuebles federales utilizados como oficinas administrativas especialmente en los casos de inmuebles compartidos, de los denominados Centros Administrativos de Servicios y de los edificios históricos, pero también en la señalización externa, para la cual ofrece especificaciones técnicas para la elaboración de materiales y su colocación

Podría parecer cosa menor, pero los ciudadanos al ir a oficinas administrativas o complejos administrativos, pierden tiempo en encontrar la oficina a la que desean acudir, a la persona que se busca, a la ventanilla del trámite, en cambio, con este tipo de señalizaciones e imagen visual acompañada de una buena atención del servidor público como debe de ser, el ciudadano se va satisfecho por la simplificación de su trámite y el trato y su percepción es de un buen Gobierno.

Pero no solo el ciudadano gana, el trabajador gubernamental al laborar en una oficina limpia, ordenada, respetando espacios, homologada en mobiliario, es motivación.

El Gobierno Federal creó un excelente ejemplo de cómo hacer un manual de imagen institucional y corporativa.

Cuando la imagen no se cuidó quiere decir que no se hizo con planeación y objetivos definidos, se dice acertadamente que toma más tiempo y será más difícil reconstruir una imagen que construirla desde el origen. La Imagen Institucional va más allá del uso de prendas de vestir o imágenes del color del partido en el poder, con logos de Gobiernos o Municipios. Los tramites y servicios no tienen color, tampoco las banquetas y las obras, el ciudadano simplemente percibe y muestra su nivel de satisfacción.

Vale la pena conocer este manual de criterios de imagen publicado el 25 de julio en el Diario Oficial de la Federación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *