El derecho a la información, una aportación de Zacatecas

* Hace 346 años nació el Primer Periodista de América, zacatecano de origen
* Fue el precursor del feminismo cultural, 70 años antes de la Revolución Francesa
* Construyó Juan Ignacio María de Castorena, las bases de la cultura de la transparencia

MANUEL IBARRA SANTOS

En ocasión del 346 aniversario del nacimiento de Juan Ignacio María de Castorena – extraordinario zacatecano de origen y olvidado en su tierra-, considerado como “el Primer Periodista de América”, habrá que recordar que el derecho a la información es, incuestionablemente, una aportación de Zacatecas a la cultura jurídica de México y del continente americano.

El derecho a la información y la cultura de la transparencia no pueden entenderse alejados del principio jurídico de la máxima publicidad, factor construido y desarrollado por el doctor Juan Ignacio María de Castorena Ursúa Goyeneche y Villarreal, a partir de la creación, en 1722, de La Gaceta México, reconocido por los historiadores más prestigiados, como el primer periódico impreso en América.

Efectivamente, con la publicación de La Gaceta México, Don Juan Ignacio María de Castorena, un zacatecano excepcional, reconocido en el mundo pero ignorado en su lugar de origen, contribuyó a sentar las bases de tres realizaciones culturales fundamentales en la visión de la historia:

1).- Forjó las bases del moderno derecho a la información de la sociedad contemporánea de México y simultáneamente con ello construyó los cimientos de la cultura de la transparencia.

2).- Auspició el surgimiento de las estructuras de la esfera pública y ayudó a establecer la diferenciación con la dimensión de lo privado.

3).- Ayudó a crear un puente de tránsito de la visión confesional de la cultura colonial cerrada, a la sociedad de lo público, mediada por la racionalidad de los periódicos impresos.

Nacimiento de Juan Ignacio María de Castorena

Juan Ignacio María de Castorena nació en la ciudad de Zacatecas el 31 de julio de 1668, y compartió con Sor Juana Inés de la Cruz una época de grandes realizaciones culturales. “La Décima Musa” debe al insigne zacatecano, así lo reconoce ella, la promoción de su obra literaria por Europa y por todo el continente americano. En agradecimiento por ese motivo, le dedicó una serie de composiciones poéticas.

Fue Juan Ignacio María de Castorena por 20 años catedrático de sagrada escritura, canónigo, obispo de la diócesis de Yucatán, inquisidor ordinario y predicador del Rey. Obtuvo el título de doctor en teología y posteriormente fue rector de la Pontificia y Real Universidad de México.

Precursor del feminismo cultural

También se convirtió Juan Ignacio María de Castorena en el precursor del feminismo cultural en América, 70 años antes de las manifestaciones al respecto de La Revolución Francesa. Como muestra de eso, podemos dar fe de tres grandes acontecimientos de la época, entre muchos otros: a).-Fue fundador en Zacatecas del Colegio de Los Mil Ángeles Marianos, destinado a la educación de niñas, el primero en la historia en la entidad; b).-Defendió el derecho de Sor Juana Inés de la Cruz a incursionar en el ámbito público de la cultura; y c).-Promovió y publico los debates feministas de esa gran etapa en la historia de la Nueva España.

Por si fuera poco, Juan Ignacio María de Castorena, en su calidad de editor, en el año de 1700, mandó imprimir a Europa la producción literaria de la poetisa bajo el nombre de Fama y Obras Póstumas de Sor Juan Inés de la Cruz y las dio a conocer a Los Reyes de España.

Obra cultural inconmensurable

La obra cultural de Juan Ignacio María de Castorena es inconmensurable, no dimensionada a plenitud en Zacatecas. Tal vez por eso, producto del velo de la incomprensión haya sido olvidado en su pueblo, cuando en otras latitudes se le rinden grandes homenajes.

Este 31 de julio se cumplen 346 años del natalicio de Don Juan Ignacio María de Castorena. En el mismo mes murió hace 281 años. Es él un zacatecano ejemplar, un paradigma irrepetible, con reconocimiento universal, pero olvidado en su lugar de origen.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *