Marcha por Paz da voz a familias de cazadores

León, Gto.- Lo que parecía una magra convocatoria para marchar por la paz, resultó ser un verdadero movimiento ciudadano que tuvo un mayor peso específico con la participación de leoneses que son víctimas de la “fallida estrategia” de Felipe Calderón, en la guerra contra el narcotráfico.
Los familiares de los cazadores desaparecidos en Zacatecas alzaron la voz ante ciudadanos atentos que se congregaron frente a la Presidencia Municipal, para exigir a los procuradores de Justicia de Zacatecas y Guanajuato una mayor coordinación entre instancias y que no den por cerrado el caso.
“Siento mucha indignación, impotencia. ¿Cómo es posible que se cierre el caso? ¿Dónde están nuestros familiares? a cuatro meses que ellos se fueron, hasta ahora nos han traído a vueltas y vueltas, sin respuesta alguna. Pedimos que se investigue. Vamos a estar conformes hasta que nos los entreguen vivos o privados de la vida”, exclamó la esposa del cazador-militar desaparecido, Ernesto Cordero.
Por esto, y aprovechando el poder de convocatoria que la Marcha por la Paz tuvo, los familiares de los cazadores anunciaron que se manifestarán en Zacatecas para exigir que el caso sea reabierto y una mayor acción por parte de las autoridades del estado vecino.
“Venir a esto (la marcha) significa coraje, impotencia, dolor. Todo conjunto porque no saber de ellos es una impotencia, un dolor muy grande” aseguró Lourdes Valdivia, esposa de uno de los desaparecidos.
Este incidente fue la culminación de la manifestación, la cual comenzó en León pasadas las 5 de la tarde, como en al menos 26 ciudades del país.
Un pequeño contingente encabezado por los activistas Juan José Torres Batta, Alejandro Gasca y Carlos Montes de Oca, salieron del Arco de la Calzada por calle Madero, seguidos de alreder de 30 personas, hasta a la Plaza Principal.
El reducido contingente no fue suficiente para cerrar toda la calle al tránsito y por sólo un carril, caminaron gritando consignas como “Estamos hasta la madre”, “Alto a la guerra genocida de Felipe Calerón” y “no más sangre”, entre otras.
Durante el recorrido, el contingente fue creciendo. Se integraron jóvenes manifestantes, personas de la tercera edad y algunos académicos, como el investigador universitario, David Martínez Mendizábal, quien a pesar de calificar la manifestación como “una participación social acotada”, destacó la movilización y el justo reclamo de la ciudadanía.
Tomando como estandarte las palabras del poeta Javier Sicilia, los manifestantes leoneses dejaron sentir su impotencia, temor e indignación ante las políticas públicas que ha generado, consideraron, el gobierno de Felipe Calderón para contrarrestar el problema del narcotráfico.
“Los principales problemas son por culpa de los políticos. Devolvamos su dignidad a esta gran nación”, fueron otras consignas que se gritaron a todo pulmón durante la marcha, los leoneses hartos de la violencia y la inseguridad que ya no discrimina a nadie en este país.
Milenio

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *