BID revela: México rezagado en acceso a computadoras

El Universal Guanajuato, Gto.- México y los países de América Latina y el Caribe “no están preparados para enfrentar los desafíos de la sociedad del conocimiento”, y aunque cuentan con los elementos necesarios —investigadores, universidades y empresas innovadoras— están “constreñidos por las fallas en coordinación y la falta de financiamiento”, plantea el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).
En el Compendio estadístico de indicadores, ciencia, tecnología e innovación, el organismo internacional califica lo anterior como la “cruda realidad” a la que se enfrentan el país y la región.
El BID estima que el rezago que se presenta en México y Latinoamérica se traduce en un retraso de hasta 142 años para alcanzar la disponibilidad de computadoras que, en promedio, tiene la población de los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).
La evaluación compara el acceso a la tecnología entre 1998 y 2008. Advierte que el rezago, lejos de reducirse se incrementó en esa década, pues en lugar de 130 años, deberán pasar 142 años para igualar las oportunidades de acceso a las computadoras.
En acceso a internet, el retraso también aumentó, de 75 a 80 años, en la misma década, se afirma en el documento presentado durante la Reunión de Ministros y Altas Autoridades de Ciencia y Tecnología.
En el acceso a telefonía móvil, la brecha entre Latinoamérica y los países de la OCDE es de apenas nueve años.
Flora Montealegre, jefa de la División de Ciencia y Tecnología del BID, dijo que urge “adoptar un programa de trabajo integral en material digital, para que no sólo tengan acceso a las TIC (Tecnologías de la Información) los niveles socioeconómicos altos, sino segmentos más amplios de la sociedad”.
Según el informe, el número de computadoras personales por cada cien habitantes creció en América Latina de 5.5 a 11.3 en esa década, mientras que entre los países de la OCDE pasó de 24.8 a 54.4 ordenadores.
La brecha digital en internet y banda ancha llevó a que los suscriptores latinos pasaran de 0.8 a 6.9 por cada cien habitantes, mientras que en la OCDE el servicio creció de 4.7 a 27.3 personas con acceso a la web.
La conclusión a la que llega el estudio es que la región registra un “déficit de innovación, que se caracteriza por una subinversión en tecnología”.
Datos “alentadores”
En entrevista, Montealegre Painter dice que en innovación científica y tecnológica hay tres tipos de brechas en la región: “Las que nos separan de los países desarrollados, la brecha existente entre naciones latinoamericanas y las brechas que se dan al interior de cada país”.
Exhorta a las naciones de la región a “seguir en busca de medios adecuados para atender las necesidades básicas de sus poblaciones, con programas de nutrición y saneamiento, reducción de pobreza, educación de calidad universal y modernización económica”.
Afirma que la inversión en ciencia, tecnología e innovación –que alcanza 0.6 por ciento del PIB– “sigue a la zaga de los niveles que se observan en otras regiones”.
Entre los “hallazgos prometedores” para la región, el BID incluye el crecimiento en publicaciones científicas y la adopción de la telefonía celular en “niveles cercanos a la saturación”.
Pero esos “desarrollos positivos”, comenta, “no alcanzan a modificar la situación general de la región, caracterizada por una baja intensidad tecnológica y déficit severo en aspectos como capital humano, inversión en investigación científica y tecnológica –tanto pública como privada–, infraestructura tecnológica, coordinación entre instituciones y eficacia institucional”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *