Liberan a ex secretario de seguridad pública de Aguascalientes; no le comprobaron nexos con el narco

benjamin andrade esparzaAguascalientes, Ags.- El ex secretario de Seguridad Pública y ex jefe del Estado Mayor de esta ciudad, Benjamín Andrade Esparza, fue liberado este martes del penal federal de máxima seguridad de El Altiplano, en el estado de México.

El ex jefe policiaco permaneció encerrado en este lugar y en el Centro de Readaptación Social de Aguascalientes desde el pasado 18 de octubre de 2011, tras ser acusado por la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) y la Procuraduría General de la República (PGR), de delincuencia organizada y de estar involucrado en el asesinato de policías.

Ese día, junto con el jefe Operativo de la corporación municipal, Efren Lucino Pérez, fue citado a una reunión de trabajo a la fiscalía estatal y desde ese momento se anunció su detención, por estar relacionado con la delincuencia organizada, según declaraciones de la propia Fiscalía.

Hoy, los dos acusados por el fiscal Felipe Muñoz Vázquez, se encuentran en libertad, toda vez que no pudo demostrar las acusaciones en su contra.

Desde el comienzo, este asunto representó un dolor de cabeza para el fiscal Muñoz Vázquez, quien incluso acusó al juez federal especial con sede en Zacatecas, Iván Millán Escalera, de emitir amparos «de machote» a favor de varios delincuentes, del fuero común y federal.

«Es sorprendente que el juzgador federal, quien tiene fama de librar hasta 12 amparos por semana, casualmente a favor de detenidos por delincuencia organizada, primero no haya considerado pruebas y luego las haya ignorado», señaló en aquel momento.

De acuerdo con la Fiscalía estatal, la liberación de Benjamín Andrade fue bajo reservas de ley y no es sentencia absolutoria, por lo que podría impugnar la decisión de los magistrados.

-Antecedentes

El mes de mayo de 2011, la fiscalía estatal logró la captura de una presunta banda de secuestradores, la cual era encabezada por Juan Andrade Esparza, hermano del entonces jefe del Estado Mayor, quien además fungió como secretario de Seguridad Pública en el trienio del alcalde priísta Gabriel Arellano Espinosa (2008-2010).

En su momento, el funcionario policial se defendió argumentando que tenía más de 15 años sin ninguna relación con su hermano, por lo que no tenía conocimiento de sus actividades delictivas.

Por su parte, en aquella ocasión, la alcaldesa de la capital, señaló que su jefe de Estado Mayor, no sería removido del cargo, hasta que no se demostrara su relación con algún hecho delictivo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *