Secuestran a la directora del Cereso de Cieneguillas

Fresnillo, Zac.- La directora general del Cereso de Cienenguillas, Fabiola Quiroz Zarate, junto con otras dos personas, su sobrino Víctor Hugo Maldonado Quiroz, quien hacía las funciones de su escolta, y una mujer que se encontraba de visita en casa de la funcionaria, fueron secuestrados por un comando de ocho hombres fuertemente armados, confirmó Arturo Nahle García, procurador de Justicia del Estado.

Siendo aproximadamente las 01:30 horas, hombres armados arribaron al domicilio Toma de Zacatecas 1109, colonia Francisco Villa, en Fresnillo, domicilio particular de la funcionaria, en donde forzaron las puertas, rompieron vidrios e ingresaron.

La vivienda de dos pisos está ubicada a varias cuadras dela Subprocuraduría Regionalde Justicia del Estado, en una de las colonias más conflictivas y peligrosas de Fresnillo; en ella se han registrado varias balacera.

Autoridades estatales, en colaboración con las corporaciones federales, realizan ya la pesquisa para dar con el paradero de Quiroz Zárate y las otras dos personas.

Las primeras líneas de investigación apuntan a que, derivado de los operativos de limpieza al interior del  centro penitenciario, es que se llevó a cabo dicha acción.

“Ésto es probablemente una reacción de las acciones por limpiar los Ceresos. No es un hecho que tenga que ver con la incidencia delictiva. La principal línea es que ésto pudiera ser una respuesta a los dos operativos implementados, en recientes días, donde se decomisaron drogas y armas al interior del Cereso, y derivado del traslado de 65 delincuentes de alta peligrosidad a penales de alta seguridad”.

Según comentó el procurador, la funcionaria estatal no había informado a las autoridades de  amenazas previas a su secuestro. “Ésto es un evento sorpresivo”, dijo.

Hasta el momento no hay datos sobre la identidad del grupo armado que secuestró a la funcionaria, sin embargo, en el penal de Cieneguillas hay un predominio de internos vinculados a Los Zetas

Renuncia Masiva

Asimismo, comentó el funcionario que el penal de Cieneguillas es resguardado y que el personal se encuentra realizando sus tareas de manera normal, ante el rumor que se corrió de que habría renuncias masivas por el temor que tenían los custodios.

“Se ha reforzado la vigilancia en la periferia. Es falsa la información de renuncias masivas de custodios. Es totalmente falso. El personal realiza sus tareas de manera formal”.

Indicó que, por lo pronto hay un encargado al frente del Cereso de Cieneguillas, a efecto de que no se menoscabe el mando y la disciplina que debe haber al interior del centro penitenciario.

Por la tarde del miércoles se mencionaba que los custodios estaban negociando sus condiciones laborales enla SecretaríaGeneralde Gobierno, situación que también fue desmentida..

 

No Tenía Seguridad

 

Supuestamente fueron dos camionetas las que llegaron hasta el domicilio 1109, de la calle Toma de Zacatecas esquina con Centauro del Norte en el fraccionamiento Francisco Villa.

Antes de la fuga con rumbo desconocido de los hampones, los vecinos escucharon gritos de auxilio y el movimiento de las unidades motrices, sin embargo, nadie quiso informar sobre los hechos, por miedo a alguna represalia en su contra.

Afuera de la casa quedó la camioneta Chrysler Ram de reciente modelo, número económico 2637, placas ZG02934 del estado, vehículo que no pudo abordar la directora como lo hacía diariamente.

Juan Manuel Loera López, subprocurador regional de Justicia, supo del hecho alrededor de las 10:00 horas. De inmediato acudió al domicilio acompañado de varios elementos dela PolicíaMinisterial, pero ya no encontraron a la funcionaria pública. La casa estaba sola. Sólo quedó la camioneta oficial.

Los familiares aún no han interpuesto ninguna denuncia enla Casade Justicia de Fresnillo, sin embargo, un grupo especial dela PolicíaMinisterialda seguimiento al caso, junto con fuerzas federales y militares, a fin de realizar operativos en la ciudad y comunidades para dar con el paradero de los secuestrados.

Según vecinos de la directora, a pesar de que es la responsable de la seguridad de más de mil internos, ella no tenía personal de seguridad del estado fuera de su casa, tampoco durante el trasladado de Fresnillo a Zacatecas.

Ella llegaba sola por las noches a su domicilio, a bordo dela Ram, y a las 10:00 horas del otro día salía rumbo a la capital.

Varios familiares de la directora acudieron al domicilio, quienes estuvieron tocando la puerta principal, pero nadie les abrió.  Minutos después fueron informados de los hechos ocurridos y se retiraron del lugar.

La Primera Mujer

El pasado 7 de diciembre, el General Jesús Pinto Ortiz, secretario de Seguridad Pública, nombró a Fabiola Quiroz Zárate directora del Centro de Readaptación Social (Cereso) Varonil de Cieneguillas. En esta nueva directiva también designó a Ma. Guadalupe Esquivel Trinidad, como subdirectora.

Ella sustituyó a Roberto González, el anterior director, quien sólo duró unos pocos meses en el cargo, pues luego de sufrir un atentado en la salida de Zacatecas a Fresnillo, en el 2011, optó por abandonar el cargo.

Ella, a sus 43 años, contaba con más de 13 trabajando en el sistema penitenciario, además que dirigió otros tantos el Cereso de Fresnillo, de donde salió para atender el de Cieneguillas, de donde, en mayo del 2009, un comando de Los Zetas “rescató” a 53 internos en una operación que se había planeado con toda anticipación y que duró unos pocos minutos, sin un solo disparo y sin que fueran alcanzados o interceptados por autoridad policiaca alguna.

En una entrevista, Quiroz Zárate admitió que la visión que tenía de Cieneguillas cambió por dos razones: Al darse cuenta de la corrupción en que se vivía en este centro penitenciario y conocer que los internos tienen otro tipo de intereses o presiones que los vuelven rebeldes; Sin embargo, reveló que las presiones no sólo venían del interior, sino del exterior, no tanto de personas en específico, sino de grupos que buscan tener como rehenes a los presos y autoridades a través de la corrupción.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *