Connect with us

Hi, what are you looking for?

Las Noticias Ya!

Luis Gerardo Romo Fonseca

Mujeres madres jefas de familia

Mañana, 10 de mayo, como cada año, festejamos a las Madres y es una ocasión para refrendarles nuestro afecto y agradecimiento por ser el pilar de nuestras vidas y de nuestra  sociedad. Sin duda, las madres representan la fuerza social y edificadora de nuestro país, con quienes tenemos una gran deuda: la igualdad de derechos entre hombres y mujeres es un requisito fundamental en la construcción de una sociedad que aspire a ser justa.
Necesitamos dirigir las acciones públicas para acabar con la división del trabajo según la condición de género; fomentar un trato digno hacia las mujeres en todos los ámbitos, libre de violencia y que su espacio de acción les permita desenvolverse de manera equitativa respecto a los varones. Por otro lado, también es urgente transformar las valoraciones culturales que fomentan un entorno excluyente y retardan el reconocimiento y ejercicio de los derechos de las mujeres.
En Zacatecas, el porcentaje de madres creció diez puntos durante los últimos 40 años: entre 1970 y 2010 el índice pasó de 56.2 a 66.2%, según informó el INEGI. Por otro lado, la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo 2010 arroja que de un total de 360 mil 300 madres zacatecanas censadas en el 2010, el 62.5% de ellas no tenían un empleo remunerado y el 37.5% restante sí contaba con uno.
Estas cifras ubican a Zacatecas muy por debajo del porcentaje nacional en este indicador, dado que según la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE), el 43.2% de las madres en el país contaban con un empleo pagado en 2010. Es importante destacar que estas estadísticas no implican que un alto porcentaje de las madres no tengan ocupación, sino que ésta no es formalmente pagada, debido a que la mayor parte de ellas se dedican al trabajo doméstico; actividad que, pese a figurar dentro de los indicadores del INEGI, a la fecha sigue invisible como categoría laboral.
En particular, los hogares con jefa madre de familia conforman uno de los grupos que con mayor dificultad hacen frente a este escenario, lo que nos obliga a que ellas se constituyan  en las principales beneficiarias de las acciones que la sociedad promueva en pro del bienestar. Sin duda, la realidad cotidiana en que viven las mujeres y sus hijos, requiere de una respuesta contundente para solventar sus necesidades.
Hasta ahora, ha quedado de manifiesto la debilidad e incapacidad de las instituciones para atender  las necesidades de este segmento de la población y para acabar con sus carencias; máxime el doble rol que juegan: como madres y como soporte económico del hogar.
En el entorno económico en que viven las madres jefas de familia de Zacatecas, un 53% de la población padece algún tipo de pobreza, lo que propicia que buena cantidad de mujeres tengan que sobrevivir con desventajas considerables y bajo una situación de precariedad que las predispone a la vulnerabilidad.
Por lo que toca a las madres solteras y las esposas de los migrantes zacatecanos, representa otra grave problemática social debido al desamparo en que se encuentran, siendo prioritario que puedan acceder a mayores oportunidades de salud, vivienda, alimentación, educación, trabajo y seguridad. De acuerdo al II Conteo de Población y Vivienda 2005 realizado por el INEGI, el 0.8% de la población de la entidad zacatecana de 5 años y más según lugar de residencia del año 2000 al 2005 residía en Estados Unidos, el 72.85% de esa población estaba constituida por hombres y el 27.15% por mujeres.
La protección de los derechos humanos y la responsabilidad social del Estado obliga lo anterior y nuestros marcos jurídicos así lo tipifican; de acuerdo con la Ley de Desarrollo Social para el Estado de Zacatecas, en su Capitulo Segundo “de los derechos y las obligaciones de los sujetos del desarrollo social”, menciona en el artículo 7: “que toda persona tiene derecho a participar y a beneficiarse de los programas de desarrollo social, de acuerdo con los principios rectores de la política de desarrollo social, en los términos que establezca la normatividad de cada Programa”.
Indudablemente, el rezago en esta materia es marcado, nos falta mucho por hacer para atender cabalmente las necesidades específicas de las mujeres y para impulsar acciones afirmativas que contrarresten la desigualdad y contribuyan a disminuir la falta de oportunidades.
En este sentido, el Partido de la Revolución Democrática ha hecho esfuerzos importantes, como ejemplo, tenemos las acciones que el gobierno del Distrito Federal ha consolidado gracias a las políticas sociales y de igualdad de género que se han refrendado en un firme proceso de institucionalización. Los programas Viajemos Seguras, Atención Integral de Cáncer de Mama, Prevención y Atención a la Violencia de Género, y la Escuela Popular de Liderazgo Cecilia Loría Saviñón así lo muestran.
Por nuestra parte, el Modelo de Equidad de Género implementado durante el gobierno de Amalia García Medina en Zacatecas representó un gran avance para el desarrollo de una cultura de equidad y fue determinante para “transversalizar” la perspectiva de género en Zacatecas. Cabe recordar, que este modelo, en su momento fue reconocido como único en el mundo y estuvo sujeto a la verificación y certificación por parte del Programa de Naciones Unidad para el Desarrollo (PNUD).
Hoy en día, pervive la gran deuda histórica con las mujeres, por ello he insistido en la necesidad de que las madres jefas de familia y sus hijos no queden excluidos de los programas sociales, como actualmente ocurre por no poder acreditar sus propiedades, que generalmente, recaen en los varones.
Finalmente, no me queda más que extender una cálida felicitación a todas las madres zacatecanas por este 10 de mayo que se avecina, enhorabuena.
* Diputado local perredista

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *







Te puede interesar

Copyright © 2020 Las Noticias Ya! - Derechos Reservados

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!