Disfrutan folclor de cada región integrantes de Slavic Soul Party

La agrupación proveniente del este de Europa, Slavic Soul Party, presenta la que en México es conocida como Música Gitana, durante los eventos programados en esta vigésima quinta edición del Festival Cultural.
El líder de la banda, Matt Moran, durante la conferencia de prensa dada antes de su presentación en la capital, se mostró entusiasmado de visitar por fin la ciudad principal del estado, pues ya han participado en eventos organizados en otros municipios donde, aseguró, obtuvieron buena respuesta. Y faltan aún más.
“No sabíamos qué esperar”, dijo, pues cuando llegaron a Zacatecas estaban conscientes de lo diferente que es la música que suena en México a la que ellos presentan; y les emociona el hecho de participar en este tipo de eventos gratuitos, pues asegura que la música es de todos y que ellos están entregados a la gente, así que la presentarán con absoluta libertad.
Es importante resaltar la actividad filantrópica que esta banda realiza, pues comentan que han tocado en prisiones, escuelas y hospitales como forma de reflejar el cómo quisieran que el mundo fuera: Personas ayudando a otras; por eso ellos ayudan con su música, y a ellos les ayuda a ampliar la visión que tienen del mundo.
Lo que ellos hacen es algo nuevo, pero tradicional. Esencialmente es música balcánica que integra varios ritmos, la banda de brass es muy familiar para la gente, es música que suena en la India, en México, en África, en Estados Unidos, es música acústica que puede moverse a todas partes, no necesita ningún tipo de amplificadores ni electricidad y puede irse directamente a las calles.
En Europa, a la música gitana se le denomina romaní, inclusive un integrante de la agrupación tiene procedencia gitana, lo que los enlaza más con ese tipo de música, que combinan con la influencia estadounidense y de varias partes del mundo.
Para hacer más entendible el término banda de brass, hicieron referencia a que es algo muy antiguo; sería algo similar a las bandas de viento que existen en México, pero que son instrumentos que emigran a otras localidades y en cada una de ellas van tomando una forma propia de música, dependiendo de energía de la gente y la atención que prestan a la música.
Les gusta quedarse en los lugares en que se presentan, no sólo el tiempo que dure su presentación, con el fin de ver el folclor; y en el caso de este festival, bromeaban al decir que fue sorpresivo para ellos presenciar el concierto de Air Supply.
En unos días viajarán a la ciudad de Nueva York y en una semana más irán a Zimbabwe, donde tocarán en una prisión con Zimbabue, banda argentina de reggae.
Por José María Rodríguez Rosales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *