BID apoyará a la Conagua para conservar recursos hídricos

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y la Comisión Nacional del Agua (Conagua) refrendaron el interés de colaboración en torno a temas cruciales para la agenda hídrica mexicana, como son el abasto de agua en las comunidades rurales, el fortalecimiento de los organismos operadores de los servicios de agua, y el impacto del cambio climático en los recursos hídricos.
En reunión privada, Luege Tamargo, director general de la Conagua, y Alberto Moreno, presidente del BID, coincidieron al señalar que frente al calentamiento global se requieren obras de infraestructura que permitan eficientar la administración de los recursos hídricos, por lo que resaltaron la necesidad de fortalecer aún más a los organismos operadores. Por ello, señalaron que se impulsan los esquemas de financiamiento público-privado, con los cuales se potencializan los montos de inversión en materia de infraestructura hidráulica y se perfecciona su operación y funcionamiento.
Luege Tamargo detalló que bajo este esquema se desarrollan importantes proyectos como El Zapotillo, El Realito, el Túnel Emisor Oriente y la PTAR Atotonilco, estos últimos dos de los proyectos más grandes del mundo en materia hidráulica.
Asimismo, abordaron los resultados del trabajo conjunto en materia de adaptación al cambio climático en el sector agua para la región de América Latina y El Caribe, que se inició en 2010 y continuará en 2011 con el objetivo de documentar las acciones locales de éxito que sean replicables entre los países, así como fortalecer la posición de la región en el marco de la 17 Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP-17) y el Foro Mundial del Agua que se realizará en Marsella en 2012.
En este sentido, se exploraron vías de cooperación técnica asociadas al cambio climático y la gestión del agua, como son un diagnóstico para el manejo de Metano en las Plantas de Tratamiento de Aguas Residuales (PTAR), a fin de contribuir en la mitigación de las emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI) a la atmósfera.
Luege Tamargo expresó el interés de contar con el respaldo del organismo internacional para realizar este diagnóstico, de inicio en las plantas ubicadas en el Norte del país, lo que permitirá conocer la viabilidad de proyectos encaminados a la recuperación y utilización de este gas, contribuyendo así a mitigar el cambio climático.
Asimismo, planteó una iniciativa que permitirá crear reservas de agua en las cuencas hidrológicas con fines ambientales, a partir de un diagnóstico técnico. Detalló que para ello se requiere delimitar recursos hídricos para garantizar el adecuado funcionamiento de los ecosistemas. Señaló que si bien el uso ambiental está contemplado dentro de la legislación, hasta ahora los recursos hídricos sólo se han concesionado para el abastecimiento de los sectores agrícola, industrial y público.
Por otro lado, el funcionario federal mexicano externó la importancia de mantener el apoyo que el organismo internacional ha demostrado hacia la Agenda del Agua 2030, una herramienta con la que se busca consolidar en México una política más sólida en materia de agua y con visión de largo plazo. Recordó que en el proceso de construcción de esta Agenda han participado los sectores social, político y económico, mediante diversos foros y mesas de trabajo, los cuales contribuyeron a su enriquecimiento y posicionamiento social y político.
En este tenor, destacó el apoyo que el BID ha brindado a esta iniciativa y reiteró la importancia de mantener el respaldo internacional, por lo que entregó el segundo borrador de la Agenda del Agua 2030, con el fin de que conozcan las propuestas e iniciativas recabadas, entre las que se destacan proyectos de modificaciones legales e institucionales, en rubros estratégicos, como el ordenamiento territorial, ya que sólo con una estrategia sólida en este rubro se podrá tener asentamientos seguros frente a inundaciones severas y se logrará garantizar el abasto para toda la población.
Por su parte, Luis Alberto Moreno aseveró que esta iniciativa es una herramienta que contribuye a incrementar la participación de otras dependencias de los tres órdenes de gobierno, y fomenta que la sociedad se involucre en mayor medida en la administración de los recursos hídricos, los cuales son elementos indispensables para su conservación y cuidado frente a retos mundiales como el cambio climático.
Por otra parte, José Luis Luege Tamargo y Luis Alberto Moreno reiteraron la importancia de incrementar la cobertura de los servicios de agua potable y saneamiento en localidades de hasta 10 mil habitantes, bajo criterios de sostenibilidad operativa y financiera; así como de incentivar y consolidar la gestión comunitaria en el sector hídrico en localidades rurales de hasta dos mil 500 habitantes.
Por ello, recordaron que el BID recientemente aprobó para México un crédito de 250 millones de dólares, con los cuales se financiarán diversos proyectos a través del Programa para la Sostenibilidad de los Servicios de Agua Potable y Saneamiento en Comunidades Rurales III (PROSSAPYS III).
Finalmente, ambos manifestaron su interés por continuar con la estrecha colaboración entre ambas dependencias, con el fin de preservar los recursos naturales, principalmente el agua, y perfeccionar la administración de los recursos hídricos nacionales, ya que ello permitirá, mejorar la calidad de vida de la población en el corto plazo, y garantizar el acceso para las futuras generaciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *