Participación activa de la niñez zacatecana en Festival Cultural

Ésta vigésima quinta edición del Festival Cultural Zacatecas trajo consigo la apertura de espacios y oportunidades para que la población infantil de la ciudad participara activamente en los variados eventos programados a fin de inducirlos en el mundo de la cultura, aprovechando la temporada vacacional.

El máximo foro en la ciudad, destinado a este tipo de actividades, fue la plaza 450, en donde a partir del domingo 17 de abril y hasta el domingo 24, los infantes pudieron disfrutar de obras de teatro y presentaciones musicales.
Obras teatrales como “Espectáculo de títeres”, del zacatecano Alberto Ortiz; “Distraída Yo”, del grupo El Cancel, también de Zacatecas; “El fantástico mundo del teatro sin palabras”, de Frederik desde México DF; así como la obra “Rotamundo”, ejecutada por la Compañía de danza contemporánea Anzar, de Guadalajara, Jalisco.

Las presentaciones musicales estuvieron a cargo de bandas como “La patita de Perro”, rockera banda de Puebla; tocando música alternativa la banda “Monedita de Oro” de Zacatecas; y “Reservación Mohaw”, grupo zacatecano que interpreta música prehispánica.

Los niños tuvieron oportunidad de participar en talleres de desarrollo de la creatividad, uno de ellos “Alas y Raíces”, coordinado por Mirna Sotelo, responsable del Desarrollo Cultural Infantil del Instituto Zacatecano de Cultura (IZC); así como del taller “juguemos al azar”, jugando lotería, dardos, ruleta, dados, aros, martillos, cartas, memorama, ficheros, cubilete, así como sorpresas para los participantes.
El cine en la infancia fue también una prioridad para los eventos programados para los niños, de tal manera que la Cineteca, se llevó a cabo el taller de juguetes ópticos la Matatena, asociación que tiene como objetivo ofrecerles imágenes en movimiento de calidad los niños, y brindarles los principios del cinematógrafo a través de la comprensión de la resistencia a la retina, fabricando juguetes ópticos que les permiten comprobar que el movimiento es capaz de engañar al ojo humano.

Las actividades en que los niños pudieron entretenerse durante este Festival, y por mencionar otras más como el concurso de máscaras y judas, el taller y niños en Plaza Miguel Auza, talleres de papiroflexia y escritura creativa para nietos y abuelos, talleres de educación ambiental, de joyería en barro, textil en bastidor, cestería, tallado en cantera, introducción al arte huichol, elaboración de sillas de tule, textil en telar de pedal, y por qué no decirlo en las Leyendas del estado de Zacatecas.

Por José María Rodríguez Rosales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *