"Vocero" niega, a pesar de evidencias, enfrentamiento en Río Grande

Mario Caballero Ramírez, vocero oficial del Gobierno del Estado, confirmó a El Sol de Zacatecas, que el jueves por la noche, la Policía Ministerial y la Policía Federal realizaron un operativo de reacción en el municipio de Río Grande, en el que aunque se respondió a una denuncia anónima «no pasó a mayores» y desmintió que se hubiera desatado un enfrentamiento, y mucho menos que haya muerto una persona.
Sin embargo, en poder de este Portal de Internet, se tienen las fotos del sicario que fue masacrado a balazos (que por obvias razones no serán reproducidas), así como evidencias de la camioneta roja Dodge Dakota, sin placas de circulación, en la cual intentó huir el  delincuente que murió.
A pesar de que el vocero intente negar los hechos, fue la misma Procuraduría General de Justicia, quien confirmó los hechos, en una muestra de la falta total de coordinación.
Cabe señalar que la tarde-noche del jueves, elementos castrenses llevaron a cabo un operativo de inteligencia, al mando del coronel Rafael Ruiz Montiel. Ellos patrullaron varias colonias en la periferia y en la mancha urbana, hasta que fueron informados de que vario sujetos armados estaban alojados en el Hotel El Carretón.
Cuando arribaron, de uno de los cuartos salió un hombre de aproximadamente 25 años, semidesnudo, quien quiso huir a bordo de una camioneta roja Dodge Dakota, sin placas de circulación, misma que estaba frente al hotel, sin embargo, no lo logró pues se impactó contra un muro de contención.
Al momento de bajarse fue abatido por los militares. El cuerpo quedó a un costado de la camioneta. A su lado se podía ver un arma corta de fuego.
Por lo anterior se hizo una revisión en los cuartos. En el 124, fueron arrestados otros dos sujetos, quienes tenían un arma de fuego calibre 45, modelo 19H41, con siglas US Army. Aparentemente también eran dueños de una Honda, de reciente modelo, con placas ZDG9452.
Uno de ellos dijo llamarse Sergio Fernández Rodríguez, de 28 años, originario del municipio de Jalpa, en el estado de Veracruz. Se encontró en el cuarto una bolsa de plástico con mariguana, cartuchos de diversos calibres.
Hasta el arribo de los peritos de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) y del agente del Ministerio Público del Fuero Común, adscrito al distrito de Río Grande, toda la zona fue custodiada por los castrenses.
Tras lo ocurrido en el hotel, su fachada principal quedó dañada. En algunas paredes se podía ver orificios de bala. Los nombres de quien perdiera la vida y el otro arrestado no han sido dados a conocer.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *