Inicia el IMSS programa “Aprendiendo a nadar”

Fomentar la salud, prevenir enfermedades y accidentes, así como contribuir a elevar el nivel de vida de la población, son objetivos de las prestaciones sociales que el IMSS a través de los Centros de Seguridad Social proporciona mediante diversos programas en los que destacan aquellos que impulsan y desarrollan actividades físicas, culturales y todas aquellas tendientes a lograr un mejor aprovechamiento del tiempo libre.
En ese sentido, la delegación estatal del IMSS celebró un convenio de coordinación con la Secretaría de Educación y Cultura para la ejecución del programa denominado Aprendiendo a Nadar, dirigido en forma inicial a 150 alumnos de las primarias Benito Juárez, González Ortega, Ramón López Velarde y el Jardín de Niños Julia Salazar, pertenecientes a la Región I de la entidad.
Jorge Luis Gómez Mejía, titular de la Jefatura de Prestaciones Económicas y Sociales explicó que se convino en colaborar de forma conjunta con acciones y actividades orientadas a acercar a la población escolar los beneficios de la práctica de la natación, reconociendo este deporte como un medio de expresión y formación del individuo, que contribuye a su desarrollo integral.
Para tal efecto, el instituto facilitará el uso de la alberca Carlos Vega Villalba del Centro de Seguridad Social, mediante el establecimiento de una cuota mínima de recuperación –siete pesos por hora clase– por alumno; asimismo asignará personal calificado para la atención e instrucción de los alumnos, así como llevar un registro que permita de forma mensual presentar un informe estadístico de asistencia y aprovechamiento de los alumnos participantes.
Otro de los compromisos del Instituto es designar a personal Guardavidas para evitar riesgos durante los tres días por semana que los pequeños harán uso de las instalaciones del IMSS.
Por su parte, la Secretaría de Educación y Cultura organizará la asistencia de los educandos, mediante listas por grupo, señalando los días y horarios en que asistirá cada grupo; asimismo, se sensibilizará a los padres de familia, para garantizar la asistencia de la población escolar y el respeto al Reglamento para el Uso de Instalaciones Deportivas del IMSS.
Gómez Mejía subrayó que por tratarse de menores de edad, existirá un control estricto en el acceso a las instalaciones del Instituto, mediante identificaciones personales expedidas por las propias escuelas. El convenio suscrito tendrá vigencia a partir del 24 de marzo del presente, hasta el 31 de julio del 2012.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *