Jerez… Miel y veneno a la vez

RICARDO EVODIO CABRAL VERA

Pésimo estado de los semáforos

Es importante insistir en el estado físico de los semáforos ubicados en la ciudad, que lejos de favorecer un verdadero control en la circulación vehicular, muchas de las ocasiones entorpece la marcha ágil y peor aun, representan un riesgo para la ciudadanía.

De los cinco aparatos de este tipo que existen en diversos puntos de la mancha urbana, sólo uno funciona adecuadamente, el que se ubica en la esquina del jardín principal, todos los demás presentan por lo menos algún detalle que los vuelve confusos y lo lamentable que ninguna autoridad, ni de tránsito del estado, ni del municipio, haga algo por realizar una reparación de manera concreta, sólo se hacen arreglos ocasionales y al poco tiempo están igual.

Quizá sea tiempo de que el área de ingeniería vial, realice una visita por Jerez y analice todos estos aspectos, reprograme lo que sea necesario, con un aforo vehicular real y cambie lo que se requiera, pues aparte del peligro que se presenta en algunos cruces, la deficiente funcionalidad de los semáforos, demerita la imagen de Jerez como Pueblo Mágico.

Frecuentes accidentes

El que se ubica sobre el boulevard de la salida a Tepetongo, presenta desde hace años una deficiencia en la indicación de dar vuelta de la calle Zacatecas hacia la salida a Tepetongo.

La luz de la flecha permanece menos de diez segundos y apenas pasan dos vehículos empieza a parpadear y se pone en amarillo, por lo que un tercero que regularmente se aventura a irse, lo sorprende la luz roja a medio camino. Este importante cruce no debería presentar la mínima peligrosidad, sin embargo, dicha falla eleva el riesgo de forma innecesaria.

Se sabe que la irregularidad se ha reportado en diversas ocasiones, pero la respuesta de la autoridad estatal es que resulta difícil repararlo e incluso sería más conveniente uno nuevo. ¿Y acaso la seguridad de la población no lo merece? O tal vez le temen a los costos pero los impuestos estatales y especialmente los que tiene que ver con infracciones al reglamento de tránsito, deben dar para eso y mucho más.

Otro alto riesgo

El que se ubica en el acceso principal de la ciudad, en la Calzada Suave Patria, antes de tomar la salida a la capital del estado, con frecuencia tiene apagada la luz verde; en días pasados se observó cómo varios automovilistas perdían un turno completo antes de darse cuenta que su momento de avanzar ya había pasado, pero la luz respectiva estaba fundida.

Pero además, es un peligro constante y no pocos se han escapado de chocar, especialmente cuando va con dirección a Zacatecas y quieren dar vuelta hacia la colonia Lagunita o tomar el retorno; al terminar el tiempo de la luz en la flecha respectiva, no hay advertencia intermitente de que ya va a cambiar, ni se pone el color amarillo, sino que en forma intempestiva cambia del verde al rojo; esto ha sorprendido a algunos conductores que pensando en que tienen tiempo de sobra, avanzan y a medio camino descubren que ya tienen encima y sonándoles la bocina a los que circulan por la calzada, pues nunca se enteraron que la luz ya estaba en rojo.

Este problema tiene más de dos años y la delegación de tránsito parece ni siquiera haberlo notado.

Se apaga sólo

Igualmente, el aparato que da las indicaciones a quienes transitan por la calle Alameda Sur, de oriente a poniente, en el cruce con Bizarra Capital; cuando corresponde la luz verde, con frecuencia los focos se apagan totalmente, lo que desconcierta a los automovilistas, algunos de los cuales han permanecido parados todo un turno, sin saber que les tocaba pasar cuando los focos se apagaron; luego deben adivinar el momento de avanzar, para que no se les pase otra vez. Este no es problema nuevo, tiene varios meses, se arregla momentáneamente pero pronto vuelve a estar igual, por lo que ya se requiere un arreglo más afondo y si es necesario, cambiar los aparatos completos.

Problemas en el Centro Histórico

En el semáforo de Bancomer pareciera estar todo bien, pero igualmente existe falta de sincronía, sobre todo al momento que corresponde el paso de los peatones, cuya indicación de avanzar se da cuando los vehículos tienen todavía luz verde.

Y el único que sirve, el de la esquina del Carta Blanca, casi a diario resulta insuficiente y, lejos de ayudar, entorpece la circulación, pues la lentitud de la circulación en horas pico, hace que algunos vehículos queden parados por largo tiempo en pleno cruce y se detiene totalmente la circulación de los dos puntos.

En ocasiones hay un elemento que dirige el tránsito y evita que los que vienen por Bizarra Capital den vuelta hacia la San Luis, pero a veces simplemente no tiene ganas de hacerlo y se concreta a observar cómo se entorpece el tráfico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *