Tendrán que esperar las candidaturas ciudadanas

Su estancia duró apenas unas horas. Expuso con toda claridad la urgente necesidad de invertir más recursos en educación y terminó por exhibir a la clase política mexicana dominante que se aferra a las canonjías y el poder. Polemizó y se fue.
La semana pasada estuvo en Zacatecas el ex rector de la UNAM Juan Ramón de la Fuente Ramírez para hablar sobre la importancia de invertir más recursos en educación en estos momentos tan complicados para México y, de paso, reprobó la notoria obstinación de la clase política en evitar a toda costa las candidaturas ciudadanas.
La sola presencia del doctor de la Fuente y sus controvertidas declaraciones durante el Coloquio Internacional sobre Educación hicieron cimbrar las estructuras de la caduca clase política, a propósito de la posición del Congreso de la Unión para no aprobar las candidaturas independientes en nuestro país.
Educación y política fueron los temas torales que abordó quien, en mi opinión, bien pudiera ser un excelente candidato ciudadano a dirigir los destinos de este país. Sería un factor de cohesión entre muchas organizaciones de la sociedad civil y ciudadanos sin partido.
Lamentablemente, concluyó el ex rector de la Universidad Nacional Autónoma de México que las candidaturas ciudadanas o independientes tendrán que esperar, pero advirtió que a los legisladores no les quedará de otra que rectificar porque vienen los tiempos para la sociedad.
El prestigiado doctor en siquiatría centró su intervención en la importancia de inyectarle más recursos a la educación para afrontar los problemas que aquejan al país; no perdió tampoco la oportunidad para denunciar la falta de compromiso de los diputados para aprobar la iniciativa de reforma política en el capítulo de las candidaturas ciudadanas.
El ex rector aseguró que los tiempos de la sociedad llegarán, a pesar de la resistencia de la clase política y de los partidos tradicionales para abrir espacios a la sociedad.
Por lo pronto para el 2012 no habrá espacio para candidaturas ciudadanas.
Educación, educación y más educación
La explicación a los complejos problemas que afronta la nación, en la visión de Juan Ramón de la Fuente es que, muchos de ellos, tienen que ver con la falta de apoyos a la educación. Calificó al nuestro, como un sistema educativo que no termina de fortalecerse.
El ex rector fue claro: si el Estado mexicano no entiende que hay que invertir más recursos en educación nuestros problemas se agudizarán.
Pero el influyente académico fue más allá: “la diferencia es que en otros países, el Estado ha emprendido esfuerzos significativos para atender su sistema educativo, mientras en que en México no ocurre”. ¿Dónde hemos escuchado esta realidad?
Es evidente, que el reto para México es tener una población mejor educada para aspirar a mejores niveles de vida, el problema, es que los responsables no están interesados en esto. El discurso oficial contrasta contra la realidad.
Nos parece pues, que los planteamientos de Juan Ramón de la Fuente, no son los mismos que los que se formulan en la Secretaría de Educación Pública que encabeza otro que quiere ser presidente de México Alonso Lujambio. ¿Tendrá el Secretario claro el panorama sobre la importancia de mejorar la calidad educativa?
Seguramente ni el propio Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación ha reflexionado sobre ello. De ese tamaño es nuestro problema.
En resumidas cuentas, el ex rector sostuvo que en México, “seguimos teniendo un sistema educativo que no es equitativo y un sistema que no termina por cerrar la brecha entre pobres y ricos, es un sistema que no está funcionando y no está cumpliendo con su propósito social fundamental”.
De política y sus aspiraciones
Retomando el otro tema que abordó magistralmente el doctor De la Fuente, creo que no se equivoca cuando afirma que son los tiempos de la sociedad, a pesar de la resistencia de los partidos formales y los políticos. Más temprano que tarde los espacios tendrán que abrirse, apostó.
Por lo pronto, el ex rector descartó toda posibilidad de postularse como candidato a la presidencia de la república. Lamentable porque es un mexicano respetado y capaz, no político.
Considero que Juan Ramón de la Fuente, como otros mexicanos, sería factor de cohesión con la sociedad y organizaciones no gubernamentales, pero al no existir las candidaturas independientes limita su participación en lo formal.
El hecho es que, el respetado ex rector exhibió a la clase política dominante, así como a los partidos por su falta de voluntad para aprobar una reforma política de esta naturaleza.
Lo lamentable de todo esto, es que el propio doctor De la Fuente acusó falta de voluntad del Congreso de la Unión para impulsar la iniciativa de reforma política en cuestión. La realidad de las cosas es que la iniciativa está en la congeladora y no saldrá antes del 2012.
El argumento que dan los partidos políticos es que resulta peligroso aprobar las candidaturas ciudadanas porque podría llegar dinero ilícito producto del narco.
Habría que reflexionar con toda madurez, si en las campañas de los partidos políticos formales todos los recursos que entran son totalmente legales. Me parece que este argumento tarde o temprano se desvanecerá.
Estamos de acuerdo en que son los tiempos de la sociedad. En los que ésta exigirá más presencia ante una clase política agotada y un conjunto de partidos sin credibilidad y totalmente desgastados.
Para el caso Zacatecas, los políticos, con alguna excepción por ahí,  anda en las mismas: no están de acuerdo en este tipo de candidaturas, en especial, los del PRI. Al menos, Juan Carlos Lozano Martínez así lo expresó semanas atrás.
Para el anecdotario:
1) Por un momento pensé que la vetusta figura del ex presidente Vicente Fox ya se había agotado y olvidado, pero no, me equivoqué. Como usted recordará, durante su muy peculiar mandato (2000-2006), ya decía una cosa, ya decía otra. Pero resulta, que ha surgido otro panista que lo pretende emular, seguramente pensando en que si Fox ganó con sus ocurrencias él también lo puede hacer.
Nos referimos al señor Secretario de Hacienda Ernesto Cordero quien insiste en que México ha avanzado mucho en materia económica, que hay una recuperación del poder adquisitivo durante los gobiernos panistas, que con 6 mil pesos una familia mexicana puede comprar una casa, un automóvil y pagar las colegiaturas de sus hijos. ¿Usted qué opina amable lector?
2) Y a propósito de las polémicas declaraciones del Secretario Cordero, quien ya entró a escena para debatir también el tema de los seis mil pesos es otro presidenciable: Enrique Peña Nieto. De hecho, en televisión abierta, el panista retó a debatir logros entre los gobiernos del PRI contra los del PAN.
Esto y más nos espera en vísperas de la sucesión presidencial. Aunque me parece que la estrategia del Secretario no es la más adecuada. Dudo mucho que Peña Nieto quiera subir al ring. En estos momentos no le conviene, porque además, el PRI lleva ventaja en el estado que gobierna.
3) Semana de detenciones. Se detuvo al legendario político del PRI Jorge Hank Rhon. Cayó el ex gobernador de Chiapas, Pablo Salazar Mendiguchía (PRD). ¿Y el “Caso Zacatecas”?
Dar el siguiente paso como en Baja California o Chiapas. Se ve muy complicado más allá de lo que resuelva la Suprema Corte de Justicia de la Nación. El caso es complejo según se entiende.
4) El pacto de buena vecindad que firmaron el gobernador Miguel Alonso Reyes y su homólogo de Aguascalientes Carlos Lozano de la Torre, fue importante, pero será aún más trascendental que se cumpla en todas sus letras… en todas, sino no tiene sentido el anuncio.
Lo anterior lo comentamos, porque cuando los zacatecanos cruzamos la aduana hacia el vecino Estado, el trato es discriminatorio y hasta humillante. Cuidado Gobernador que no lo engañen que todo está bien.
Es mi opinión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *