Inseguridad sí ha afectado festejos por Equinoccio de Primavera

Los sitios arqueológicos de Altavista, en Chalchihuites, y La Quemada, en Villanueva, se encuentran preparados para garantizar la seguridad de los visitantes que llegarán a festejar el Equinoccio de Primavera.
En conferencia de prensa, Xavier Boelsterly Urrutia, director del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), informó que el centro ceremonial de Altavista espera un afluencia turística de más de dos mil 500 personas, aunque con la promoción de este año prevén rebasarla y recobrar los más de 10 mil visitantes que se registraban años anteriores, y que por la inseguridad de años pasados se redujo.
En el caso de La Quemada, se espera tener una visita de más de cuatro mil personas, con lo que será el primer eslabón de la industria turística que se pretende instalar en este municipio, lacerado también por la inseguridad.
La delegación estatal del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) conjuntamente con la Secretaría de Turismo de Zacatecas (Secturz) y ambos ayuntamientos, implementarán operativos de seguridad para garantizar la integridad física de los visitantes.
Boelsterly Urrutia dijo que tanto el gobierno municipal, estatal y federal trabajan juntos para servir eficaz y eficientemente a la ciudadanía.
En presencia de los alcaldes Alfonso Estrada Hernández, de Chalchihuites, e Iván de Santiago Beltrán, de Villanueva, se presentaron los programas de equinoccio de ambos sitios prehispánicos.
Juan de Dios Sánchez, jefe de Resguardo de Bienes Culturales del INAH Zacatecas, comentó que para garantizar la seguridad de los visitantes a las zonas arqueológicas se han coordinado las autoridades de los tres órdenes de gobierno.
En este operativo que se montará tanto en Altavista como en La Quemada, participarán las policías preventivas de los municipios, la policía estatal preventiva y la federa y el ejército, ya que durante los trayectos en carreteras se instalarán algunos retenes y operativos carrusel.
Para el caso de Altavista, por su lejanía, estará más activado el operativo de seguridad, ya que además de policías municipales, estatales y federales, se contará con la participación de los Ángeles Verdes de la Secretaría de Turismo del país, y de grupos de emergencia.
Durante el equinoccio en cada centro ceremonial se tendrá presencia permanente de estos efectivos y personal de la Dirección Estatal de Protección Civil y Bomberos, para dar seguridad a los visitantes que esperan recibir la primavera en estos lugares para cargarse de energía positiva, indicó.
Ante la ola de inseguridad, manifestó que confían en que en este equinoccio no se presentarán situaciones de violencia con el apoyo de los operativos, por lo que no se debe propagar “el terror y la psicosis” en la población, ya que ello redundará en la baja asistencia.
Juan de Dios Sánchez señaló que el flujo de visitantes en cada centro será controlado por alrededor de 15 personas del INAH, junto con elementos de las policías de los tres niveles.
Estrada Hernández comentó que para este equinoccio en Altavista se tiene armado un programa cultural que pretende acercar a los visitantes a la arquitectura colonial del municipio, para luego arribar a la zona arqueológica.
Garantizó una estancia agradable y sana convivencia para las familias, ya que cada una de las acciones del programa se enfoca a la atracción del turismo, por lo que se encausarán a exhibir la cultura local.
Iván de Santiago Beltrán, munícipe de Villanueva indicó que La Quemada es la zona arqueológica de mayor majestuosidad en el norte del país, ya que cuenta de tres partes; el palacio, la ciudadela y el templo.
Es espacio preciso para que las familias visiten el municipio, pues este centro es la primera parte de un el eslabón donde articularán el turismo en toda la demarcación, ya que actualmente La Quemada es un sitio potencialmente turístico, pero que no genera poca derrama económica para Villanueva.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *