Guatemala, último lugar en igualdad de género en América Latina

Por la Redacción México, D.F. (CIMAC/Cerigua).- La alta comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACNUDH), Navy Pillay, hizo un llamado al Estado guatemalteco y a sus instituciones para que implementen sus recomendaciones en materia de Derechos Humanos (DH) realizadas en cinco años consecutivos desde que se estableció la oficina de la ONU en el país centroamericano.
Alberto Brunori, representante de la OACNUDH, dijo durante la presentación pública del informe de la alta comisionada que luego de cinco años de presentar sus reportes sobre Guatemala, Pillay prefirió no sumar más recomendaciones sino hacer un llamado para que las instituciones implementen las que están pendientes.
“Son una guía completa, precisa y certera para avanzar en materia de Derechos Humanos; la ruta ha sido trazada, es el momento de implementar”, dijo Brunori.
El informe 2010 abarcó la situación de seguridad y justicia, la lucha contra la impunidad en casos de violaciones a Derechos Humanos en el conflicto armado, la situación de defensores de Derechos Humanos, la violencia contras las mujeres y pueblos indígenas, entre otros.
El documento da cuenta de cinco mil 925 muertes violentas en Guatemala en 2010, 720 de mujeres, así como de 465 niños. A pesar de que el número de muertes violentas disminuyó con relación a 2009, la situación sigue siendo alarmante y requiere un abordaje integral por parte del Estado, señaló la ONU.
La alta comisionada reiteró que el Acuerdo Nacional para la Seguridad y Justicia (ANASJ), suscrito por los tres poderes del Estado en 2009, constituye una herramienta clave para guiar acciones estratégicas en el tema de seguridad, pero que requiere de una decidida voluntad por parte de las instituciones para su implementación.
La situación de los defensores de Derechos Humanos fue calificada de preocupante por Pillay, ya que esa oficina registró 250 ataques en su contra y ocho asesinatos. Existe la percepción equivocada de algunos sectores de la sociedad guatemalteca de que las y los defensores de Derechos Humanos defienden a delincuentes, advirtió la alta comisionada.
La situación de los derechos de las mujeres y de los pueblos indígenas también se destacó en el informe; las condiciones necesarias para la igualdad en el goce de los derechos de las mujeres no están todavía presentes y Guatemala se encuentra en el último peldaño a nivel regional en relación a la igualdad de género, indica.
Iduvina Hernández, de la Convergencia Nacional por los Derechos Humanos, manifestó que coinciden en el cuestionamiento que Pillay hizo al Estado guatemalteco por el incumplimiento de sus recomendaciones en cinco años. “Como parte de la sociedad civil vamos a vigilar y fiscalizar el cumplimiento por parte del Estado de estas recomendaciones”, dijo Hernández.
Además del informe 2010, la OACNUDH entregó a los asistentes una complicación de las recomendaciones de la alta comisionada para los Derechos Humanos en Guatemala que abarca el periodo 2005-2010.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *