“Buena vista” bastará para detectar cáncer de mama

CIMAC
Por Guadalupe Cruz Jaimes
Además de postergar 10 años la mastografía para la detección de Cáncer de Mama (CaMa), la Secretaría de Salud ahora pretende que este estudio lo realicen jóvenes de preparatoria que recibirán capacitación por seis meses.
La Norma Oficial Mexicana (NOM-041) para la prevención, diagnóstico, tratamiento, control y vigilancia epidemiológica del cáncer de mama, vigente desde 2002, refiere que la toma de mamografía debe realizarse cada año o cada dos años, a las mujeres de 40 a 49 años, con dos o más factores de riesgo.
La normatividad actual refiere que el acceso a la mastografía de tamizaje debe ser a partir de los 40 años de edad, plantea la importancia de la capacitación del personal que realiza el estudio y establece que éste debe practicarse anualmente a las mayores de 50 años de edad, por indicación médica y con autorización de la paciente.
Contrario a lo establecido en la normatividad actual, el Proyecto de Norma Oficial Mexicana 041 (NOM-041) Para la prevención, diagnóstico, tratamiento, control y vigilancia del cáncer de mama -que aún está en revisión- sólo indica que la cobertura de detección de la enfermedad será “en mujeres de 50 a 69 años de edad”.
De igual modo, fuera de los lineamientos establecidos en la normatividad de 2002 y en el Proyecto de NOM-041, Mauricio Hernández Ávila, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, de la SS, declaró en entrevista que para aumentar la detección de CaMa capacitaran a al menos 200 jóvenes para que realicen mastografías.
El funcionario indicó que “los técnicos radiólogos son muchachos que tienen preparatoria, que tienen muy buena vista para reconocer patrones anormales y pueden interpretar radiografías y se las pasan entonces al radiólogo, entonces el radiólogo hace la interpretación final”.
Añadió que el entrenamiento de un radiólogo tarda más o menos ocho años, porque tienen que estudiar medicina y luego hacer la especialidad, “no vamos a poder tenerlos a tiempo” para detectar la enfermedad, por la que en el país muere una mexicana dos horas.
De acuerdo con el secretario de Prevención y Promoción de la Salud, la capacitación de jóvenes de preparatoria, se llevaría a cabo en “tres meses, seis meses”, mientras que la normatividad exige una especialización amplía y rigurosa.
El Proyecto de NOM-041 especifica que el técnico en rayos X especialista en mama deben tener cédula profesional que lo certifique como técnico radiólogo general, diploma de técnico radiólogo expedido por una institución médica reconocida.
También establece que todos los estudios de mastografía deben realizarse por técnicos radiólogos titulados, quienes deben acreditar la capacitación específica en mastografía o curso tutorial o demostrativo (teórico-práctico).
Además, para poder estar certificado en técnica mamaria es preciso que las y los técnicos radiólogos realicen 150 mamografías de calidad, también el personal debe ser capaz de crear un ambiente de confianza y respeto, informando la técnica del estudio a la paciente.
En tanto, la NOM-041 vigente indica que el sistema de salud público debe desarrollar planes de capacitación y actualización para médicos, patólogos radiólogos, técnicos radiólogos y todo aquel personal de salud que se encuentre involucrado en el programa de prevención y control de cáncer mamario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *