La Casa de los Perros: Jineteo y corrupción

CLAUDIA G. VALDÉS DÍAZ

La nueva administración federal, que este 1 de diciembre entra en funciones, está decidida a quitar, por uno y otro medio, el control de los recursos públicos a los gobernadores. La corrupción de la que no se salva ninguno de los mandatarios, y sobre todo los ex, a los que por cierto perdonará Andrés Manuel López Obrador, dicen que sería la razón principal.

Por ello se les ocurrió inventar la figura de los superdelegados que, aunque ahora la quieran disfrazar de buenas intenciones, no es más que para hacer a un lado a los gobernadores y no dejarles el mínimo espacio, ni siquiera para designar a un nuevo representante de las secretarías de Estado, por cuyos encargos, al menos en Zacatecas, todos pelean y hacen antesala a las puertas de la oficina de quien sí decidirá: Verónica Díaz y, obviamente, David Monreal Ávila.

christoperEn este contexto, ahora el gobierno de López Obrador propone que el Fondo Minero, del que Zacatecas es uno de los beneficiarios, se comparta en un 20 por ciento para el Gobierno Federal, y el restante 80 por ciento a los municipios. El estado quedaría fuera de la repartición.

Actualmente, la distribución de unos 14 mil millones de pesos es 20 por ciento para la Federación; 42.5 por ciento para los municipios, y 37.5 por ciento para las entidades.

Jineteo y corrupción

Entre las empresas mineras, que son las que finalmente aportan esos miles de millones de pesos, crece el descontento pues de todos es sabido, como lo dijo el zacatecano Christopher Ávila, directivo de la empresa Bal y representante de la Cámara Nacional de la Minería, en el Tercer Foro de Relaciones Comunitarias organizado por Clúster Minero de Sonora, los alcaldes han abusado al aplicar los recursos en obras de pavimentación y escuelas que ya están en los presupuestos para sus municipios.

Hasta hoy, dijo el joven directivo, los alcaldes que se benefician del Fondo Minero no han encaminado los proyectos a obras de infraestructura para la protección ambiental como rellenos sanitarios, plantas de tratamiento de agua, instalación y mantenimiento de obras de drenaje público, manejo integral de residuos sólidos urbanos, mejora y monitoreo de calidad del aire, agua y suelo, así como para el suministro de agua potable.

Además, por si fuera poco, se lamentan las mineras, en los lineamientos del Fondo Minero no hay un apartado para comunicar y transparentar las obras que se hacen y que solamente los alcaldes conocen, de ahí que siga generándose la percepción de corruptelas y obras licitadas a modos por los alcaldes.

Las mineras hoy piden al Gobierno Federal que, si va en serio esa lucha contra la corrupción, las contribuciones de las empresas, que son pagadas en tiempo y forma, se apliquen el mismo año, y no las pongan en Bansefi “a ganar intereses”. Es decir, palabras más o palabras menos, que dejen a un lado el jineteo de los recursos.

La forma es fondo

telloLa convocatoria inicial fue para que 19 legisladores federales, todos de origen zacatecano –aunque no accedieran a la curul o el escaño al ser votados en Zacatecas–, se reunieran con el gobernador Alejandro Tello Cristerna y, juntos, escribieran un momento “histórico” en pro de lograr un gran presupuesto federal para la entidad.

La primera convocatoria resultó un fracaso, luego que la reunión se empalmó con las sesiones ordinarias de la Cámara de Diputados y del Senado, algo que el equipo de Tello Cristerna no previó.

Ya después, los burócratas gubernamentales acordaron, entre ellos, que la reunión se efectuaría en el mismo lugar, a la misma hora y con la misma gente, pero se les olvidó que la forma es fondo y creyeron que, con el hecho de enviar un comunicado de prensa, los legisladores se darían por enterados.

El titular del Poder Ejecutivo pasó por alto hacerles una llamada, o por lo menos un mensaje vía Whatsapp, a los representantes del Poder Legislativo Federal ¡Ups! Los suertudos recibieron el telefonazo de parte del secretario de Finanzas, Jorge Miranda Castro. Otros, un mensaje vía correo electrónico.

Por ello, a la reunión a la que al final sólo llegaron 14 de los 19 convidados, sólo hubo un acuerdo en firme, más allá de discursos y buenos deseos con sabor a Navidad: que los equipos de los senadores, diputados, alcaldes y Gobierno del Estado se reúnan de nuevo este lunes, pero ya en Zacatecas, para ver qué consiguen antes del 15 de diciembre.

Y aunque en el boletín de prensa se aseguró que al salón del Hotel Sevilla Palace acudió el poderoso coordinador parlamentario del Partido del Trabajo, Reginaldo Sandoval, la verdad es que no fue; como tampoco lo hizo la panista Jackie Martínez Juárez. Y obvio, tampoco llegaron la senadora Soledad Luévano Cantú; la futura secretaria de Energía, Rocío Nahle García, y el jefe de la mayoritaria bancada de Morena, el ex gobernador Ricardo Monreal Ávila.

Sí quiere el dinero

alma davilaLa diputada local de Morena, Alma Dávila Luévano, dijo que ella sí quiere los más de 600 mil pesos que le serán entregados, producto de las herramientas legislativas, porque los gastará en presentar dos iniciativas de ley: una sobre la creación de la Ley de Participación Ciudadana, y una nueva Ley Orgánica del Municipio.

Y es que, asegura, ella tiene un amplio equipo de universitarios, luchadores sociales todos, a quienes les tiene que pagar porque le ayuden a hacer su trabajo como legisladora.

Además, dijo la diputada de Morena, desarrollará tres observatorios: uno enfocado a los tres municipios metropolitanos, es decir la capital, Guadalupe y Fresnillo; otro más que se dedicará a analizar el trabajo de las Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) y Economía, y que organizará un Taller de Periodismo de Investigación con la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ).

La cuestión es que, los recursos que ella recibirá gustosa, olvidando la recomendación del que se supone es su presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, y de la dirigente de su partido, Yeidckol Polevnsky, que pidieron a los legisladores de Morena no agarrar dinero mal habido o producto de la corrupción, como en este caso son las herramientas legislativas, y que privilegiaran ante todo la austeridad republicana, debió gastarse este 2018, y para todas esas ideas que tiene pues ya se le acabó el año.

Ahora hay que esperar a que el resto de los diputados den a conocer cuántas iniciativas presentarán con esos 600 mil pesos, o si los usarán sólo para pasara una feliz Navidad.

Twitter: @lasnoticiasya @claudiag_valdes

[email protected]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *