La Casa de los Perros: El secretario en campaña

CLAUDIA G. VALDÉS DÍAZ

El 21 de agosto de 2014, el entonces secretario de Hacienda y Crédito Público, Luis Videgaray Caso visitó con bombo y platillo la entidad y, a manos llenas, prometió apoyos no sólo para dar viabilidad a la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ), sino además una estrategia integral para lograr el saneamiento de las finanzas de los municipios zacatecanos, con atención particular a los pasivos que todavía hasta hoy, tienen las alcaldías con instancias federales como el ISSSTE, IMSS y SAT.

Hoy, a casi tres años de ese compromiso del que en estos momentos funge como secretario de Relaciones Exteriores, nada sucedió en Zacatecas. La UAZ sigue hundida en la crisis económica que la aqueja y, peor aún, con las puertas cerradas siquiera para negociar nada.

unnamed-2-4-1000x586Y los municipios, bueno pues ellos continúan cargando los pasivos presupuestarios que los ex alcaldes han dejado a su paso y que parecieran no tener fin. Los pagaderos de tanto error siguen siendo los habitantes, nada más.

En ese entonces, se debe recordar, Luis Videgaray recalcó que había una “instrucción clara del presidente de la República, Enrique Peña Nieto”, para refrendar su compromiso con el estado más peñista de México, faltaba más, de ahí que Zacatecas seguiría siendo “una prioridad”.

Con el paso del tiempo, los zacatecanos entendieron que ni eran prioridad, ni los apoyos llegarían y, peor aún, el señor de los arbolitos hoy día, ni se acuerda de que alguna vez Zacatecas le aportó miles de votos para que se pudiera sentarse en la silla presidencial.

Este día, José Antonio Meade, secretario de Hacienda y Crédito Público, supuestamente con arraigadas raíces zacatecanas, inicia su campaña presidencial en la entidad en busca de la presidencia de la República, animado por las encuestas que lo ubican, con la yucateca Ivonne Ortega, como la mejor opción para los priistas para encabezar la lucha del tricolor en el 2018.

A unos días de que el Revolucionario Institucional lleve a cabo su Asamblea Nacional, en la que eliminará todos y cada uno de los candados para abrirle paso a los cachorros de Peña Nieto, José Antonio Meade llega a un estado envuelto en una severa crisis de gobernabilidad y seguridad, a prometer lo que su antecesor ya hizo: apoyo total para Zacatecas.

Su agenda incluye un evento en el que nuevamente lucrará con la causa de los migrantes para, después, “recorrer” el Templo del Calvario en el municipio de Vetagrande, convertido hoy día en pueblo fantasma justamente por el fenómeno migratorio.

Lucha de poder

1-117Con todo el dolo que pudiera existir, y sin la menor consideración para una población cuyo único pecado es vivir sobre una rica mina de oro, plata y cobre, el Gobierno del Estado desalojó a los habitantes de Salaverna, un día antes de La Navidad. Hoy, los habitantes de ese poblado siguen viviendo en la miseria y en el olvido, mientras la secretaria de Gobierno, Fabiola Torres, y la presidenta de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Zacatecas (CDHEZ), Ma. de la Luz Domínguez Campos, siguen enfrascadas en una lucha de poder que hoy ha sobrepasado ya al inquilino de La Casa de los Perros, que sin rumbo, no le encuentra aún la cuadratura al círculo.

Entre acusaciones de falsificación de documentos y la incapacidad de la autoridad que se ha decantado por defender los intereses económicos de Carlos Slim, los habitantes de Salaverna se han convertido en meros observadores mientras este par de mujeres se enfrascan en una lucha mediática que hunde aún más a este gobierno sin pies ni cabeza.

Ma. de la Luz Domínguez, ya como presidenta de la CDHEZ, fue un activo importante durante la campaña de Alejandro Tello Cristerna, lo asesoraba, apapachaba y hasta lo acompañaba a eventos proselitistas; hoy, ella acusa abiertamente al Gobierno del Estado y se dice dispuesta a llegar hasta las últimas consecuencias con tal de imponer su visión.

Fabiola Torres, por su parte, paga los platos que sus colaboradores, Julio César Chávez y Raquel Ortiz, rompieron sin el menor tacto, y sin el toque ni la experiencia política que se requiere, sigue trepada en un ring en el que se dedica a dar golpes de ciego, mientras el coordinador de Comunicación Social ordena, sin que obviamente nadie le haga caso, que el tema de Salaverna «no se toque más».

Es el gobierno diferente

Twitter: @lasnoticiasya @claudiag_valdes

[email protected]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *