La Casa de los Perros: Los donativos de Pepe Haro

CLAUDIA G. VALDÉS DÍAZ

Todo inició cuando el ex alcalde y hoy diputado federal priista, Benjamín Medrano Quezada, tuvo un capricho: Quería para su uso personal una camioneta blindada valuada en dos millones 120 mil 336 pesos. Y acostumbrado a obtener lo que quiere, a como dé lugar, utilizó recursos públicos para comprarla. Faltaba más.

El legislador le puso el ojo a una camioneta Yukon suv Denali 2013, que en este tiempo tenía un precio de 699 mil 800 pesos, pero el blindaje nivel VII le costó a los fresnillenses, un millón 420 mil 536 de pesos, recurso que se erogó de la cuenta 8202 de seguridad pública del Fondo IV, que es utilizado para los sueldos de los policías municipales.

benjamin medranoFue el 11 de octubre cuando se autorizó pagar la factura FRI39YHNI286, con el cheque número 1731, girado a la agencia automotriz Casa López Zacatecas.

Este desvío de recursos fue denunciado en diciembre de 2013, por el contralor municipal Omar Carrera Pérez, quien dio a conocer la triangulación de recursos que se llevó a cabo para que el presidente municipal, habitante de la que hoy es una de las ciudades más peligrosas del país, no corriera ningún riesgo. Faltaba más.

Y es que, en su momento, el cantante alegó que el haber divulgado la irregular adquisición ponía en riesgo no sólo su vida y la de su familia, sino la de todo el municipio, además de que se trataba de información reservada. Él sufría mucho pues había sido objeto de persecuciones y  dos atentados.

Acostumbrado a obtener lo que quiere, a como dé lugar, Benjamín Medrano puso, literal, el grito en el cielo y de inmediato llamó a sesión de Cabildo y logró, con la complicidad de los regidores de su partido, el PRI, que se destituyera al contralor municipal. Faltaba más.

Obviamente, Omar Carrera inició una lucha legal que concluyó en marzo de este 2017, cuando el Tribunal de Conciliación y Arbitraje del Estado de Zacatecas emitió un laudo a favor del hoy diputado local por Morena. Fue despedido injustificadamente y ahora hay que pagarle sus sueldos caídos. Así lo dice la ley, no los caprichos de un priista.

jose haroObviamente la resolución no fue para nada del gusto del actual alcalde José Haro de la Torre, quien de manera por demás jocosa, solicitó un amparo al Tribunal para que el Ayuntamiento no le pague lo que a derecho le corresponde a Omar Carrera: un millón 136 mil 588.76 pesos.

Según Pepe Haro, no hay dinero, pero sí tuvo  210 mil 479 pesos para interponer el amparo y conseguir una suspensión provisional, que no definitiva, que ya otorgó el Tribunal.

Pero, ¿por qué no hay dinero?, pues no hay porque el priista y amigo de la actriz y también diputada federal, Carmen Salinas, dejó una deuda que casi llega a los 200 millones de pesos. Nada más por eso. Así de simple.

Tampoco hay dinero porque, al igual que en el caso de Omar Carrera, el Ayuntamiento abandonó varios casos de despidos injustificados y debe algo así como 15 millones de pesos a quienes, por capricho de Medrano Quezada, fueron despedidos también, injustificadamente.

Para José Haro de la Torre, el pago de los salarios caídos a Omar Carrera «es un exceso», y apeló a la buena voluntad del diputado de Morena para que done el dinero al municipio para que se realice una obra de beneficio social dada «la situación financiera del municipio”. De risa loca.

omar carreraEl alcalde que el martes pasado corrió a refugiarse a su automóvil cuando era perseguido entre mentadas de madre y otros insultos por sus ex aliados, los mineros de Peñoles, fue más allá, y dijo que como el diputado ya goza de una jugosa dieta, así como de jugosas herramientas legislativas,  jugosos viáticos y unos jugosos gastos de representación, como los que él recibió cuando fue diputado, tenía ahora la obligación de ayudar a Fresnillo.

La desvergüenza de Pepe Haro definitivamente no tiene límites, porque si de ayudar a Fresnillo se trata, sería mejor que le pidiera al diputado federal Benjamín Medrano, culpable directo de este asunto, que en primera instancia rinda cuentas sobre la compra de la lujosa camioneta, y después, que sea él quien done el millón 136 mil 588 pesos que se deben pagar al trabajador que fue despedido injustificadamente.

Finalmente, Medrano Quezada también recibe una jugosa dieta, jugosos viáticos y jugosos gastos de representación.

Y pues si de ser dadivosos se trata, pues que sea el mismo Pepe Haro quien done al municipio su salario superior a os 85 mil pesos mensuales. Total, es por el bien de Fresnillo ¿O no?

Twitter: @lasnoticiasya @claudiag_valdes

[email protected]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *