En Zacatecas desarrollan nuevas terapias en tuberculosis y diabetes

Zacatecas, Zac.- El doctor Bruno Tonatiuh Rivas Santiago es investigador titular de la Unidad de Investigación Biomédica de Zacatecas (UIBMZ), del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), y forma parte del equipo de científicos que estudian péptidos antimicrobianos para el desarrollo de nuevas terapias en tuberculosis, diabetes y sus complicaciones, un importante proyecto a nivel mundial.

Rivas Santiago es originario del Estado de México y desde 2006 se incorporó en Zacatecas al equipo de científicos que colabora en la UIBMZ IMSS. En total, son 16 años que ha dedicado a la línea de investigación de péptidos antimicrobianos y su acción en la respuesta inmune, trabajo que se ha manifestado en la publicación de 45 artículos en revistas indizadas.

Recientemente, obtuvo un reconocimiento por parte de la Fundación IMSS con motivo de su destacada productividad en dicha institución, evento que motiva a su personal científico a continuar en su compromiso con la investigación mexicana.

De formación, Bruno Rivas es médico veterinario, egresado de la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEM), con maestría en inmunología, por parte de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), y doctor en patología experimental, por el Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (Cinvestav), Unidad Zacatenco.

Primeros contactos con la ciencia

“Yo era estudiante cuando leía una publicación periódica de la UNAM, en donde se difundían los proyectos de investigación en materia de ciencia efectuados en la universidad. A partir de ahí, decidí que quería ser científico y continué involucrándome en temas científicos”, describió en entrevista.

Su interés por la ciencia lo llevó a integrarse al Centro de Investigación y Estudios Avanzados de la Universidad Autónoma del Estado de México y, posteriormente, al Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias (INER), en donde estuvo trabajando varios años, además de cursar su maestría y doctorado.

“En el INER tuve grandes maestros, entre ellos los doctores Rogelio Hernández Pando y Eduardo Sada Díaz, quienes me otorgaron múltiples oportunidades de aprendizaje y me guiaron en diversos proyectos. La verdad es que me gustaba mucho laborar en el INER, pero la agitada vida de la Ciudad de México me originó la intención de trabajar en el interior de la república”, narró.

Integración al equipo de investigación

El también miembro nivel II del Sistema Nacional de Investigadores (SNI) del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) mencionó que fue en un congreso de microarreglos cuando conoció al doctor José Antonio Enciso Moreno, quien le comentó que hacía falta personal en la Unidad de Investigación Biomédica de Zacatecas.

“Estaba consciente de que era un gran reto empezar una unidad de investigación fuera de la Ciudad de México, pero, al igual que el doctor Enciso, yo también estaba entusiasmado. Él ya tenía dos años de haber empezado la unidad, pero todavía faltaban muchos ajustes, por lo que pude colaborar en la consolidación de esta”, expuso.

Después de hacer varias estancias profesionales en el extranjero, el doctor Rivas Santiago se trasladó a la capital zacatecana para integrarse al equipo de investigadores de la UIBMZ.

“He de reconocer que al principio sí fue muy complicado. Antes se tenía la creencia de que no se podía llegar a hacer investigación de calidad en el interior de la república, por impedimentos como la falta de equipo. En un principio eso era cierto, porque nos costaba trabajo obtener proveedores que nos enviaran los reactivos que necesitábamos para la experimentación. Ahora ya hay más proveedores y eso no es impedimento, pero antes sí representaba una dificultad importante”, enunció.

Aportación a la formación estudiantil

Agregó que durante su estancia le ha correspondido trabajar con estudiantes zacatecanos muy brillantes, quienes hoy también se dedican a la investigación, entre ellos los doctores Alberto Cervantes, Julio Castañeda, Irma González y Alejandra Montoya.

“Otro de los retos importantes es que los estudiantes sepan que todos pueden hacer investigación de calidad, independientemente de la universidad de la que egresen. Todos pueden salir adelante y hacer cosas importantes, ya sea en México o del otro lado del mundo. Esa es una de mis más grandes satisfacciones, hacerles saber que tienen un gran potencial y que su talento puede brillar en donde se lo propongan. Es una satisfacción mía, pero el beneficio es para ellos”.

El doctor Rivas manifestó que en Zacatecas su vínculo con los estudiantes ha sido a través de asesorías o colaboración en proyectos de investigación. Además, ha ejercido docencia en la Universidad Autónoma de San Luis Potosí (UASLP), en la Universidad Autónoma de Aguascalientes (UAA), la UNAM, así como en el extranjero, en países como Colombia y Argentina.

LNY/AgenciaConacyt

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *