Reforma al Marco Normativo de la Auditoría Superior de la Federación

NORMA JULIETA DEL RÍO VENEGAS

Es de urgencia modificar el Marco Normativo de la Auditoria Superior de la Federación, se encuentra pendiente la reforma constitucional y se espera que el dictamen del Sistema Nacional Anticorrupción sea de los temas abordados en el primer periodo de este nuevo año en la Cámara de Diputados, ya que derivado que la Auditoría revisa las cuentas públicas un año después, es imposible auditar en tiempo real, aunque faltaría ver cuáles son las reformas propuestas y si realmente se fortalece la ASF.

A criterio de expertos en el mundo de la fiscalización, faltarían varios aspectos para que se fortalezca verdaderamente a la Auditoría Superior de la Federación, uno de ellos es auditar en el tiempo real los casos especiales, también tener capacidad de atracción de casos de las entidades federativas y estar coordinados con estos organismos fiscalizadores en los estados.

En febrero de este año, la Auditoría Superior de la Federación entregará el Informe del Resultado de la Fiscalización Superior de la Cuenta Pública 2013 a la Comisión de Vigilancia del Congreso de la Unión.

La Auditoría Superior de la Federación, practica no solo auditorías financieras y de inversiones físicas federales, ahora audita al desempeño, cumplimiento, evaluaciones de políticas públicas, control interno y resultado de indicadores.

La palabra Auditoría proviene del latín audire (oír) que hace referencia a la forma en que los primeros auditores cumplían con su función, escuchaban y juzgaban la verdad o falsedad de lo que era sometido a su verificación. Auditoría es simplemente, revisar de manera general o a renglón específico los recursos humanos, materiales y financieros, así como la normatividad de una dependencia o entidad, esto basado en las normas generales de contabilidad gubernamental. La auditoría administrativa es el examen integral o parcial de una organización con el propósito de precisar su nivel de desempeño y oportunidades de mejora.

La ASF tiene pendiente informar si en la auditoria al desempeño respecto al patrimonio inmobiliario, se cumplió con el levantamiento físico del inventario inmobiliario, con el Sistema de Contabilidad Gubernamental, ya que el Consejo Nacional de Armonización Contable amplió el plazo para que los entes públicos concluyan los procesos del levantamiento físico del inventario del patrimonio inmobiliario y su registro contable al 31 de diciembre del año 2014.

Siempre se ha buscado al paso de los años con las actualizaciones de los mecanismos de auditoría, así como de ordenamientos normativos gubernamentales, que las áreas de investigación y auditoría tengan buena coordinación con las áreas de sanción, mas sin embargo es primordial que quien dirige estas áreas sea quien lleve la coordinación de las áreas vinculadas.

Esto con la finalidad de que el resultado de investigaciones y auditorías aporten elementos jurídicos suficientes para iniciar procesos sólidos de sanción administrativa y en su caso hasta penal, lo mismo contra particulares y servidores públicos cuando se detecten casos de corrupción.

Cada año al presentar la Cuenta Pública por parte de la Auditoría Superior de la Federación (ASF) a la Comisión de Vigilancia de la Cámara de Diputados, así como lo hacen las Auditorías de los Estados en sus Congresos Locales, comienza el desfile de denuncias de los partidos de oposición según sea el caso, entrando en juego «las auditorías mediáticas» que no es otra cosa que los escándalos políticos mediáticos derivados de las observaciones plasmadas en las Cuentas Públicas.

Las denuncias mediáticas se dejan escuchar por autoridades sin hacer referencia a una investigación realizada, donde la denuncia es la acción o efecto de revelar ciertas anomalías, puede realizarse ante las autoridades correspondientes de la materia o de manera pública, que se convierte solo en un testimonial, así es, solo es un testimonial al hacerlo público.

Entonces, se requiere que se presente un documento en que se delate sobre un delito o irregularidad encontrada ante la autoridad fiscalizadora correspondiente, pero primero se debe de constatar y verificar que lo que se denuncia tiene sustento, pues la falsa denuncia es la imputación incorrecta de un delito ante una autoridad y cuando lo denunciado no corresponde ni coincide con lo plasmado en documento fundado y motivado, se incurre en la falsa denuncia y por automático se comete un delito.

Para constatar una denuncia pública, se debe realizar de manera previa una auditoría integral o a renglón especifico, después de llevarse a cabo la misma, se deben dar vista de los resultados a los servidores o ex servidores públicos denunciados, teniendo por derecho constitucional un plazo para argumentar lo que a su derecho convenga y descargar con pruebas y elementos lo que se acusa, y en caso de no solventar, se turna los resultados al área jurídica de la autoridad competente para que se radique el asunto y se emita el auto de inicio del procedimiento administrativo, otorgándoles un plazo a los presuntos responsables (presuntos hasta que se dicte la resolución), para que rindan un informe circunstanciado de lo que se les imputa.

Posteriormente, dentro del mismo procedimiento, se desahoga la etapa de pruebas y alegatos hasta llegar a la determinación técnica jurídica en donde se exponen los razonamientos para que la autoridad resuelva la culpabilidad o no del denunciado, así como el grado de participación.

No debe de usarse una función de fiscalización para hablar con intenciones políticas y mucho menos confundir a la ciudadanía sobre resultados “mediáticos”, y lo peor, que al final no se consolido nada en ese proceso, y se causo un daño moral innecesariamente, lo cual habla de ineficiencia total y con ello la ciudadanía pierde aun más credibilidad en las instancias encargadas de la transparencia y rendición de cuentas.

Entonces, falta poco para conocer los resultados de las auditorías practicadas a los recursos ejercidos 2013 por los Estados y la Federación, será en el mes de febrero que conoceremos los resultados del Estado, las auditorias que realizarían fueron publicadas en su momento en el Programa Anual de Auditorías para la Fiscalización Superior de la Cuenta Pública 2013, siendo 10 en el rubro de Financieras con enfoque de desempeño, 12 financieras y de cumplimiento y 1 de inversiones físicas, donde se revisaron recursos aplicados a los programas del sector educativo como el FAEB, FAETA, sector salud, seguridad pública, infraestructura social, los programas FAM, FAFEF entre otros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *