Jerez… Miel y veneno a la vez

RICARDO EVODIO CABRAL VERA

Intacta

Con todo y lo incómodo que al propio director de Obras Públicas José Ángel Flores le pueda representar la encargada del departamento de limpia Mary Cruz Gómez Castruita y la presión política que pueda surgir en torno al trato de la funcionaria a los trabajadores conocidos como hormiguitas, por ahora su permanencia no corre riesgo alguno y seguirá en el cargo que evidentemente le ha quedado grande, porque el puesto obedece a un compromiso político del alcalde, más fuerte aun que las propias grillas que se generarán por esta decisión, debido a intereses que tienen que ver con el manejo de la basura.

Don Patro como emergente

No es la primera vez que Patrocinio Carlos Morales tiene que salir como emergente en el área y que la autoridad lo saque de la tranquilidad laboral y lo lleve a resolver alguna grilla; Don Patro, como se le conoce, es la cuña ideal para apretar en el departamento de limpia, aunque por ahora sólo se mezclará entre las hormiguitas para bajarle intensidad al clima que se ha generado.

Este trabajador que en diversas ocasiones ha ocupado la titularidad del área, es bien visto entre el personal de limpia y sabe entregarse al servicio; no es de los que sólo dan órdenes, sino que con regularidad toma la escoba y se mete a la chamba; acostumbra con sus propias manos, levantar animales muertos de la vía pública i así se requiere, o meterse de lleno a la limpieza de arroyos y caminos, a donde no siempre llega el departamento por falta de personal.

Condiciones diferentes

Pero esta vez enfrentará dos problemas diferentes a los que en ocasiones anteriores tuvo que lidiar; primeramente, seguirá a las órdenes de Gómez Castruita y él siempre estuvo acostumbrado a depender directamente del director de Obras Públicas o el Jefe de Servicios Públicos.

Y por otro lado, tiene frente a sí un conflicto de carácter político en el que ya se involucran personas ajenas a la administración municipal e incluso al sindicato que aglutina a los trabajadores de la presidencia, aunque puede anticiparse que las posibles confrontaciones serán de respeto con Ramiro Cabral Acevedo que de nueva cuenta aparece en escena para mover las aguas políticas, sin embargo las posturas pueden en un momento polarizarse y Carlos Morales quedaría en medio de los dos fuegos dentro de un conflicto del que es el menos responsable.

Repararon la lámina

Finalmente alguien se dio cuenta del peligro que corrían los niños en la salida de la escuela Candelario Huízar, con la lámina cortante que se desprendía de la valla de protección en el exterior del edificio; ya para irse de vacaciones, se retiró la parte dañada y se colocó un parche. En estos momentos no hay tantos alumnos que corran peligro, aunque el riesgo es para toda la ciudadanía, porque la estructura se encuentra en el exterior.

Si no es mucho pedir, una manita de pintura no le vendría nada mal a la estructura y de pasada se favorecería con ello a la estructura del plantel cuya fachada es una pieza arquitectónica típica de Jerez.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *