Jerez… Miel y veneno a la vez

RICARDO EVODIO CABRAL VERA

Nueva Asociación del bermudismo

Como decíamos, la repentina aparición de Serafín Bermúdez Viramontes por su tierra natal, no es obra de la casualidad; trascendió que el expresidente interino inició la protocolización de una nueva asociación civil denominada Andrés Bermúdez V, que si bien busca iniciar una nueva etapa social y política separada de lo que fue otra agrupación denominada Bermudistas, será como dice Juan Gabriel, en la misma ciudad y con la misma gente.

Salvo algunas personas que no le resultan del todo gratas a quien tras la muerte de su hermano el llamado Rey del Tomate, quedó como cabeza del movimiento. Por lo pronto ya se firmó el acta ante notario y vendrán algunos cambios a la imagen de la agrupación e incluso de domicilio.

Con melón o con sandía

Por cuestiones muy personales, Bermúdez Viramontes deberá regresar casi a la brevedad a California, pero no hay duda alguna que sus seguidores iniciarán de inmediato una serie de actividades de carácter social y estarán atentos al inicio del proceso electoral a efecto de definir el rumbo político que tomarán.

Una cosa es un hecho, no participarán con partido alguno, al menos que se les garantice que el nuevo líder del bermudismo vaya como candidato y más aún, buscarían la posibilidad de una candidatura plurinominal que les garantice un lugar en San Lázaro. No creemos que la fuerza real del movimiento les dé como para exigir pero sí han tomado ciertas decisiones es porque más de un partido político ya se les ha acercado y ahora, sienten que pueden cotizarse bien, antes de determinar ir con melón o con sandía.

Otros se estancan en la simulación

Y mientras este grupo planea acciones contundentes, de cara u proceso que puede resultarles decisivo, otros apuestan por continuar la simulación que tantos reveses les ha dado políticamente; en el Partido Revolucionario Institucional (PRI), por ejemplo, realizan una supuesta actualización de su padrón, que tiene por objeto inflar números y dar la apariencia de que se tiene una inmensa mayoría de su lado.

El problema es que con el mecanismo que se utiliza, se corre el riesgo de que quienes van a conformar ese nuevo listado, aparezcan también en otros partidos, que realizan similar acción y es que el mecanismo es únicamente solicitar al ciudadano el folio de su credencial de elector, el seccional al que corresponde, lo anotan en una hoja y automáticamente se convierte en nuevo priísta, aunque ni él lo sepa, porque en ningún momento se le explica de que se trata.

El fracaso de las redes

Esto tiene similitud con las famosas redes que algunos políticos hoy del PRI pero en otro tiempo del PRD y otros partidos, venden como una efectiva e infalible estrategia de triunfo y garantizan miles de votos que sólo existen en sus cálculos mentales pero que a la hora del resultado electoral son totalmente distantes y ocasionan derrotas como la que este partido sufrió en el más reciente proceso local.

A estas alturas y a 10 meses de ir nuevamente a las urnas, tendrían que pensar en estrategias más efectivas, que generen resultados y sobre todo, que acaben con la simulación que en el papel aparenta mucho trabajo pero en la realidad sólo conduce al fracaso. Pero al parecer el PRI nunca aprenderá de sus propias derrotas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *