Jerez… Miel y veneno a la vez

RICARDO EVODIO CABRAL VERA

El centenario será verdaderamente inolvidable

Sin duda que la celebración por el Centenario de la Toma de Zacatecas quedará en la memoria de la generación actual, pero no propiamente por la conmemoración de tipo cívico y el recuerdo de aquellos que protagonizaron la batalla que –a decir de los historiadores–, consolidó el triunfo de la Revolución Mexicana, sino por las torpezas de algunos funcionarios del gobierno estatal que evidencian su gran experiencia en la mala improvisación y en la falta de planeación.

Pendejismo ciudadano

Mucho se ha hablado de las famosas glorietas de la muerte que de haber sido planeadas como corresponde, debieron estar listas antes del 23 de junio, fecha del centenario, pero al momento se sabe sólo de una inaugurada y mucho antes de su conclusión la de Tlaltenango ya había causado la muerte de dos personas, aunque las autoridades se empeñan en descargar toda la culpa al pendejismo ciudadano, por circular en exceso de velocidad y no respetar las señales que –hablando del c aso de Jerez–, durante mucho tiempo no existieron.

Ni se quita ni se termina

Por cierto, a un mes de que el municipio tomó la decisión de cancelar la construcción de la de Jerez, por considerarla peligrosa y en el lugar inadecuado, el estorbo sigue ahí, su riesgo no disminuye y la colocación de un letrero de cancelación, no protege en nada a la ciudadanía y como se predijo, ahora está llena de reductores de velocidad.

A más de 30 días de la medida de índole político, disfrazada como acto de autoridad, no se determina su demolición definitiva o su terminación, pues a final de cuentas es tan peligrosa como permanece a la fecha que concluida.

Persiste la idea en el sentido de que lo realizado sólo fue una estrategia para ganar tiempo y a final de cuentas, cuando la población se olvide del tema, con el sello de la casa, traer decenas de trabajadores que en cuestión de días terminen el trabajo inconcluso.

Falta de actas por el centenario

Pero no son sólo las ya famosas glorietas las únicas muestras de ineptitud; resulta que en días pasados, Jerez estuvo durante más de dos semanas sin formatos para la expedición de copias certificadas de actas del registro civil; la situación llegó a ser caótica y en nuestro espacio de trabajo, escuchamos no pocas quejas de personas provenientes de otros estados de la república y municipios de Zacatecas, que vinieron especialmente a solicitar un documento para un trámite que les urgía y se encontraron con la novedad de que no había formatos y regresaron con las manos vacías.

Otros paisanos provenientes de Estados Unidos, decidieron como ocurre cada año, aprovechar la vuelta para arreglar algún papel, en el que requerían la copia certificada de su acta de nacimiento, incluido el mismo pasaporte, pero se encontraron con similar obstáculo.

Prevalece la mala planeación

De acuerdo con información que previamente había proporcionado la oficial de Registro Civil, Soledad Barrios Venegas, la causa de que se agotara la papelería es porque se iba a aplicar un cambio a los formatos y se suponía que estos tendrían que ver con nuevos mecanismos de seguridad.

Pues finalmente, la semana anterior se regularizó la situación; con la llegada de los nuevos formatos, se pudo conocer el misterio de la modificación que retrasó el servicio y provocó las molestias a la población. La sorpresa en el “innovador” modelo es agregar la leyenda alusiva al año del Centenario de la Toma de Zacatecas.

Por supuesto que no tendría nada de malo tomar este tipo de determinaciones, sino es que por la deficiente planeación afectó a miles de personas, pues si la declaratoria respectiva incluye los 12 meses del año, hacerlo hasta julio es evidentemente una improvisación y perjudicar con ello a los ciudadanos, va contra todo principio del buen servicio público.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *