Jerez… Miel y veneno a la vez

RICARDO EVODIO CABRAL VERA

¿Pierde o gana?

La forma en que el Ayuntamiento sacó adelante el aval para la reforma en materia electoral, que acaba con el hasta hace poco sagrado principio de Sufragio Efectivo no Reelección, más que ser un orgullo momentáneo para el presidente José Manuel Viramontes Rodarte, debería ser un motivo de preocupación futura, ante otro probable escenario al interior del cuerpo colegiado, en el que puede no contar con la mayoría para otros asuntos de mayor relevancia local, que la aprobación de esta ley que con o sin el consentimiento del cabildo jerezano, será aprobada e igual tendrá el respaldo requerido de casi todos los Ayuntamientos de la entidad, para que cobre validez.

Debate histórico

Pero hay un punto digno de destacar, independientemente del resultado en la votación del pleno y es el hecho de que por primera vez, al menos en lo que personalmente recordamos, que la aprobación por protocolo de una ley, se lleva a un debate amplio, en el que las diversas expresiones mostraron interés por fijar una postura, aunque algunos también aprovecharon para reprochar el discurso en tono fuerte y con la visión de izquierda del regidor Mario Nicolás González Lozano; pero hay que insistir en que es sano la libre expresión de ideas y dejar medianamente definido por qué sí y por qué no se vota, aunque debemos reiterar que el resultado global será exactamente el mismo.

Hay que mencionar que también hubo intervenciones vanas que en nada abonaron al debate y se fueron por la crítica personal, fuera de contexto.

La oposición seguirá en su papel

Volviendo a los cálculos aritméticos que el alcalde y su costoso equipo de asesores seguramente ya tienen avizorado, el munícipe puede cantar victoria de haber sacado la aprobación evidentemente pactada y en la que se dio vida por vez primera en Jerez a ese maridaje legislativo que a nivel nacional se conoce como PRIAN, sin embargo, no debe olvidar que la oposición seguirá siendo oposición y si bien este caso fue extraordinario, no puede pensarse en que para el futuro le sigan otorgando el respaldo con tanta facilidad como la encontró en esta ocasión; sus antagónicos seguirán en su papel y obviamente, no olvidarán asuntos pendientes que se han acumulado en estos casi 10 meses de difícil relación.

¿Y si el PRD recoge sus canicas?

Y por otra parte, el alcalde apostó ir en contra de sus aliados electorales, con los que se formó la coalición que hace exactamente un año le dio el resultado en las urnas que hoy lo tiene en la silla presidencial.

Pero qué ocurrirá en el supuesto que no se descarta, que el Partido de la Revolución Democrática (PRD) recoja sus canicas y apueste a jugar su propio juego; serán cuatro regidores que en automático se convertirán en lo analíticos que hasta ahora no han sido y que con toda facilidad le pueden voltear el sentido de una votación importante para el proyecto de gobierno pastelista.

En números reales, el PAN es el partido que tiene menos integrantes al interior del Cabildo, el PRD es quien tiene la verdadera mayoría y de hecho sólo Jesús Espinoza Serafín y el alcalde son netamente panistas.

Cambio de Dirigencias

En mucho dependerá que la relación PAN-PRD en el municipio se rompa o se mantenga, la determinación de ir juntos o separados en los próximos procesos electorales; pero por lo pronto, se vienen cambios que podrían modificar la línea partidista al interior de este y otros Ayuntamientos.

De entrada, con quien José Manuel Viramontes estableció los lazos políticos y del que ha recibido fuerte respaldo en las buenas y en las malas, el presidente estatal del PRD, Gerardo Espinoza Solis, ya no estará al frente del mismo en tres meses más y posiblemente los nuevos dirigentes estatales y municipales de este partido puedan cambiar el sentido de lo pactado.

Seguramente estas y otras consideraciones ya las tiene calculadas el presidente municipal y sus asesores; tal vez estemos a punto de atestiguar posturas realmente plurales al interior de esta representación popular y sobre todo, se pondrá a prueba la verdadera capacidad negociadora de quien gobierna Jerez.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *