“Inaugura” PRD nuevas facultades del INE

CAMERINO ELEAZAR MÁRQUEZ MADRID

Finalmente, este lunes quedó formalizado el convenio de colaboración entre el Partido de la Revolución Democrática (PRD) y el Instituto Nacional de Elecciones (INE). Con ese acuerdo, el INE aceptó y se comprometió a realizar los comicios internos del Sol Azteca para renovar sus dirigencias.

Este hecho es de suma trascendencia para la vida democrática de nuestro país y del propio partido, porque se trata de un momento histórico, al ser el primer convenio, y por lo tanto novedoso, que se da entre un partido político y el recién creado INE.

Fue el propio PRD quien solicitó el apoyo del INE en la organización de nuestros procesos internos y, con ello, estamos contribuyendo al fortalecimiento del sistema de los partidos políticos, para potenciar la representatividad
y fortalecimiento de la democracia, con lo que aperturamos una nueva etapa del
Sistema Electoral Mexicano, como un paso firme hacia adelante.

Así es. Con el acuerdo de colaboración INE/CG86/2014, el PRD es el primer partido político en México que “inaugurará” la nueva facultad constitucional del INE y de la Ley de Partidos Políticos, en su Artículo 45, de organizar las elecciones internas de un instituto partidista.

De tal forma, que el órgano electoral será el responsable de llevar a cabo las acciones necesarias para que se dé la renovación de las dirigencias del Sol Azteca a nivel nacional, a través de voto secreto, universal y directo, que garantice la transparencia en los resultados de los comicios, que tendrán lugar el 7 de septiembre.

El INE participará en el registro de candidatos a Delegados al Congreso, Consejeros Nacionales, Estatales y Municipales, la validación del padrón de afiliados y la publicidad del mismo entre la militancia; Organización, Capacitación, Jornada Electoral y Cómputos Municipales, Estatales y Nacionales de la elección.

Como representante del PRD ante el INE esta colaboración entre ambas partes me parece de suma importancia, porque a la vez de que será el primer ejercicio en su tipo en esta nueva etapa democrática de la Nación, también será una “prueba de fuego” para el órgano electoral, que deberá mostrar el compromiso que tiene con la transparencia e institucionalización de la vida interna de los partidos.

La dirigencia del PRD fue de los principales impulsores de la Ley de Partidos Políticos, como parte de la Reforma Político Electoral, que consideramos urgente en esta etapa modernizadora de México, y por ello insistimos en lograr el acuerdo para que el INE fuera quien organizara nuestros propios comicios.

Por tal motivo, confío en que los resultados de este ejercicio serán los esperados y que servirán para el fortalecimiento del régimen partidista
establecido en el marco constitucional y legal mexicano.

Este esquema podría ser todavía mejor de lo que se espera, pues el convenio suscrito por la dirigencia nacional del PRD, que encabeza Jesús Zambrano, contiene términos que garantizan la no intervención indebida, unilateral ni oficiosa del INE en la vida interna de nuestro partido, sino que se limita exclusivamente a los ámbitos establecidos en cuanto a la organización de las elecciones.

Aunque nada está escrito porque se trata de un primer ejercicio, estoy seguro que la participación del INE en la renovación de las dirigencias perredistas dará certeza y transparencia a los trabajos de la elección interna; además, permitirá que salgamos unidos y fortalecidos, lo que a su vez derivará en nuestra consolidación como opción electoral y política real para el electorado mexicano.

Como en un principio se había manifestado, el PRD asumirá el costo total de la elección interna y éste le será descontado de sus prerrogativas, de tal forma que no se utilicen recursos del instituto y en cambio sí se garantice la transparencia del proceso y el respeto de la decisión de la militancia perredista.

Con este esfuerzo, el PRD rendirá buenas cuentas a sus militantes, pero también al pueblo de México, porque demostramos con hechos que estamos a favor de la transparencia y la democracia, tal y como lo exigimos en cada proceso electoral a las diversas instancias gubernamentales y electorales.

Por eso, en esta ocasión y siempre, queremos aplicar el precepto de que “el buen juez por su casa empieza” y estamos, precisamente, empezando por casa, para continuar luego fuera de ella y contar con la legitimidad requerida para exigir el cumplimiento de la legalidad en este país.

*Representante del PRD ante el INE
[email protected]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *