Puso altar por devoción y muere calcinada una familia en Aguascalientes

20130403-170358.jpg

Por Benny Díaz

Aguascalientes, Ags.- La devoción de una sexagenaria resultó fatal para su familia, ya que murieron calcinado cuatro integrantes de la familia, incluida ella, en el incendio que provocaron las veladoras que dejó prendidas durante toda la noche para que iluminaran el altar que colocó a los santos en quienes depositó su fe.

La tragedia tuvo lugar en la calle Mate 215-3B del fraccionamiento Lomas del Ajedrez, en donde habitaba la familia Nieto Santos y quienes se fueron a dormir confiados en que su casa estaba debidamente protegida, sin embargo no imaginaban que ya no volverían a ver la luz del sol porque las llamas los consumieron.

En la madrugada de este día, los vecinos de Deporte y Ciencia y calle Mate en dicho fraccionamiento se despertaron al escuchar gritos desgarradores de los habitantes de la casa que ya estaba envuelta en llamas, de la cual no pudieron salir porque tenían protecciones, cerrojos de seguridad con la intención de que los ladrones no pudieran entrar al domicilio.

Los vecinos intentaron ayudar a la familia, sin embargo no pudieron hacer nada porque las lenguas de fuego ya salían por las ventanas; llegaron los bomberos y paramédicos, los primeros para sofocar las llamas y los segundos para brindar atención médica, sin embargo ya no pudieron hacer nada por cuatro de los habitantes de la casa, ya que murieron calcinados.

Un joven quedó con heridas provocadas por quemaduras de tercer grado, mismo que fue trasladado al Hospital Hidalgo para que recibiera atención médica, pero ante su estado de gravedad fue enviado al Hospital de Especialidades de Guadalajara.

Las víctimas mortales son: Marcelino Moisés Nieto Santos de 55 años de edad, su esposa Antonia de 60 años y sus hijos Junior de 19 años, Cecilia de 25 y Miguel de 27, este último es quien se debate entre la vida y la muerte.

Fueron una serie de veladoras, la principal causa del incendio fue dado a conocer por la tarde de este día por la Procuraduría de Justicia y Bomberos Municipales, quienes luego de realizar las primeras pesquisas encontraron que la jefa de familia acostumbraba colocar varias veladoras a unos «santitos» y que serían estas las que desataron el fuego en la planta baja y que poco a poco se extendió, hasta llegar a las habitaciones en donde el fuego sorprendió dormidos a todos los habitantes de inmueble.

Las autoridades dieron a conocer que la escena más impactante fue observada por los vecinos y rescatistas en una habitación de la planta alta y con vista a la calle, el cuerpo sin vida de una persona con ambas manos sujetado a los barrotes de la protección metálica y su cabeza intentando meterla entre ellos en una muestra clara de desesperación por tratar de ponerse a salvo sin conseguirlo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *