Fin de campañas

HÉCTOR A. ALVARADO GÓMEZ *

A Pablo Torres Corpus a quien por derecho de antigüedad le corresponde dar el Punto Final

Por fin terminó la campaña presidencial. Fueron más de 6 años en que los dos candidatos que encabezan las preferencias electorales iniciaron su lucha por conquistar la simpatía ciudadana y por consecuencia el voto que los mexicanos habremos de emitir el próximo domingo 1 de julio.

Dos de los cuatro candidatos que disputan la Presidencia de la República iniciaron su carrera rumbo a Los Pinos desde hace más de 6 años y a tres días de acudir a las urnas, parece que son los únicos con posibilidades reales de salir victoriosos el próximo domingo.

Me refiero a Enrique Peña Nieto, candidato de la coalición Compromiso por México integrada por el Partido Revolucionario Institucional y Partido Verde Ecologista de México quien comenzó su campaña el lejano 15 de septiembre del 2005 cuando tomó protesta como Gobernador del Estado de México, rodeado, apoyado y aplaudido por personajes como Carlos Salinas de Gortari, Onésimo Cepeda, Diego Fernández de Cevallos, Elba Esther Gordillo Morales, así como de toda la cúpula priista nacional y del grupo Atlacomulco, obviamente, con todos los beneficios, privilegios y compromisos que ese nivel de respaldo implica.

Por su parte, Andrés Manuel López Obrador el candidato de la coalición Movimiento Progresista integrada por los Partidos de la Revolución Democrática, del Trabajo y Movimiento Ciudadano, inició su lucha por la titularidad del Poder Ejecutivo Federal luego de la disputa intestina que significó la contienda electoral del 2006 en la que perdió por 0.56% de los votos con Felipe Calderón, una elección marcada por la brutal campaña negra en contra de AMLO y por el fantasma del fraude que perseguirá por el resto de su vida al actual inquilino de Los Pinos.

El esfuerzo realizado por López Obrador y por Peña Nieto los ha hecho ser los dos candidatos más conocidos por el electorado, pero lo más importante, ser los dos aspirantes con posibilidades reales de obtener la Presidencia de la República en una elección que aún está por definirse.

La última encuesta de IPSOS-BIMSA le da una ventaja de 6 puntos a Enrique Peña Nieto que tiene una intención del 35% de los votos, mientras que Andrés Manuel López Obrador alcanza el 29% y en tercer lugar la candidata Josefina Vázquez Mota del Partido Acción Nacional con el 20%.

Josefina Vázquez Mota, candidata del PAN se ha quedado en el lejano tercer lugar por la guerra al interior de su partido político que han protagonizado el actual mandatario federal Felipe Calderón y el Presidente Vicente Fox y en la cual Vázquez Mota quedó atrapada e inmovilizada sin remedio.

A diferencia de AMLO y EPN que fueron candidatos únicos en sus respectivos partidos políticos, Josefina Vázquez Mota ganó la elección interna de su partido en una campaña que le dio la posibilidad de recorrer el país y darse a conocer, pues contrario a los otros dos, Josefina inició su camino hacia los Pinos sólo hace 2 años.

Han sido más de 40 millones de spot que los ciudadanos hemos tenido que padecer, en su mayoría cargados de una buena dosis de campaña negra ante la negligencia del Consejo General del Instituto Federal Electoral y su incapacidad para hacer valer lo que establece el Código Federal de Procedimientos e Instituciones Ciudadanas.

Lo más importante para el próximo será que los ciudadanos vayan a votar de manera libre y consiente para que no permitan que las estructuras y clientela política de los partidos acaben imponiendo al próximo Presidente de México que será la persona encargada de tomar las decisiones que marque el rumbo de nuestro país.

*Periodista, director de información del noticiario reflector que se trasmite de lunes a viernes a las 3PM en www.mexicoexplorer.com.mx

Twitter: @hectoralvaradox

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *