Cosa del pasado, intercambio de favores en Legislatura: Mendoza

20111001-013618.jpg

Río Grande, Zac.- Cuando asumí la responsabilidad de ser diputado, lo hice fundamentalmente sustentado en dos convicciones; que los puestos públicos son de paso, que van y vienen, lo que perdura al final del camino son las acciones, el trabajo responsable, el comportamiento ético que se tenga en el desempeño de la tarea encomendada.

Así, ante los cientos de ciudadanos procedentes de comunidades y cabeceras municipales del Distrito Electoral XII, reunidos en el Cine Río, de esta cabecera municipal, el diputado José Juan Mendoza Maldonado, rindió cuentas de su ejercicio constitucional en la 60 Legislatura de Zacatecas.

Informó que cuando llegó al Congreso, en septiembre del año pasado, al revisar cuentas públicas municipales y del gobierno del estado, “pude apreciar las mismas intencionalidades de siempre, esas inercias que degradan la actividad legislativa, la búsqueda vergonzosa de querer intercambiar impunidades a través de favores recíprocos -tu me apruebas mi cuenta pública a condición de que yo te apruebe la tuya-”.

Aseguró que la postura de Juan Mendoza ante esa realidad fue categórica: “Que se aplique el rasero para todos, que no haya trato de excepción, quien cometió excesos que responda por las consecuencias de sus conductas, que se aplique la ley sin distingos, sea de la filiación política que sea y ocupe la posición jerárquica que ocupe”.

Añadió que aunque no fue fácil, se ganó la batalla, y que al menos en ésta legislatura, el intercambio de favores en relación con cuentas públicas “son cosa del pasado”.

Sin embargo, al referirse a otra facultad legislativa, la de revisar, analizar y modificar en su caso el paquete económico del estado, específicamente la del ejercicio fiscal 2011, la primera que le correspondió revisar a esta legislatura, se les volvió prácticamente la nada jurídica y presupuestal ante un total sometimiento del Poder Legislativo que lo aprobó de manera lineal, recordando que él públicamente lo rechazó y demostró su inconsistencia.

Espera que la próxima discusión y análisis del paquete presupuestal para el 2012, se dé en un marco de pluralidad, pero sobre todo, que se apruebe pensando en los intereses colectivos de los Zacatecanos.

“Soy un convencido de que la actividad legislativa y la actividad política en general, no puede estar soportada en una actitud cortesana o servil, no creo en la mentira, en el disimulo o en el doble lenguaje, creo en el entendimiento, en el diálogo, en los acuerdos, pero sobre todo, en los acuerdos que se sostengan de cara a la ciudadanía, no en los soterrados o en lo oscurito”.

Se dijo optimista al pensar que esos acuerdos irán en ascenso porque los necesita el estado, pero los necesita fuera de toda lógica autoritaria, sin visiones integristas, sin visiones únicas y en un marco de pluralidad que a todos los zacatecanos les ha costado construir en las últimas décadas.

Refirió que una de las banderas que sostuvo en soledad, fue la de insistir al Ejecutivo del Estado para que el nuevo Hospital General de Zacatecas no permaneciera cerrado.

Y es que, dijo, una infraestructura de 850 millones de pesos no podía permanecer cerrada a pesar de las voces que rumoraban que no tenía drenaje, que no tenía agua potable, vialidades, y que incluso llegaron a afirmar que se podía desplomar.

“El tiempo me dio la razón, privó la racionalidad, privó un asunto a favor de la salud pública de los zacatecanos y terminó abriéndose el nuevo Hospital de Zacatecas, y en esa lucha no ganó nadie, ni Juan Mendoza ni el mismo gobernador, ganaron los zacatecanos que hoy aprovechan una infraestructura de esas dimensiones”.

Destacó también la última de sus iniciativas presentadas al pleno legislativo, cuyo argumento central es adecuar el marco normativo para licitar obra pública, pues mientras a nivel federal se licitan obras a partir de un millón de pesos, en Zacatecas se hace a partir de los dos millones y medio de pesos.

«Es necesario limitar esos niveles de opacidad, sobre todo, los niveles de corrupción donde se pervierte la obra pública”.

Habló sobre sus razones al oponerse al empréstito de casi cinco mil millones de pesos recientemente aprobado por el Poder Legislativo, insistiendo en que con los movimientos y variables económicas que se presentan en el mundo, Zacatecas corre el riesgo de verse próximamente en la inviabilidad financiera, y que el empréstito no era necesario en los términos en que fue suscrito.

«Es imposible esconderlo, éste gobierno de Zacatecas pasará a la historia como el que más endeudó a nuestra entidad”.

Más adelante habló de su trabajo de gestión, incluyendo la compra, con su dieta como legislador, de un camión de 45 plazas utilizado para viajes escolares recreativos, culturales y educativos de los diferentes municipios del Distrito Electoral XII.

Y anunció que dicho autobús, durante todo octubre, transportará de manera gratuita de Rio Grande a la capital zacatecana, a estudiantes que realizan estudios superiores en la capital en diferentes instituciones.

El impulso que ha dado a la vivienda a través de material de construcción subsidiado, especialmente dos mil toneladas de cemento repartido en varios municipios del estado, en coordinación con la Universidad Autónoma de Zacatecas; la realización de diferentes foros; la compra de una moto conformadora, también con recursos de su dieta como diputado, para el arreglo de calles en municipios de su distrito.

En apoyo a la economía de las familias de la cabecera municipal de Río Grande, próximamente abrirá un proyecto piloto de planta purificadora de agua potable que, aunque de dimensiones pequeñas, abatirá el costo a la mitad (seis pesos) de lo que se ofrece en el mercado abierto.

Todo lo anterior, entre otras gestiones y apoyos para atención médica y becas.

Finalmente, afirmó que lo que distingue a cualquier persona es la dignidad con la que transita en el camino de la vida, quiero transitar con dignidad los dos años que me quedan como legislador, lo quiero hacer con toda la humildad, porque al final de cuentas, los representantes populares no somos otra cosa más que la voz de ustedes, la voz de sus exigencias, la voz de sus reclamos”.

A éste primer informe del diputado Mendoza Maldonado, le acompañaron en calidad de representante personal del gobernador, Francisco Escobedo Villegas, además de sus compañeros diputados Lucía del Pilar Miranda, Francisco Javier Carrillo Rincón, Gustavo Muñoz Mena, el contador Jesús Limones Hernández, auditor superior del estado; el presidente Municipal Mario Alberto Ramírez Rodríguez; el ex presidente Wilfrido Hinojosa Herrera, entre otros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *