Las predicciones de Fox

Aleguas se ve que las cosas no marchan bien en el PAN, ni como partido ni como gobierno de la República. La percepción ciudadana que habrá cambio de timón en 2012 va en aumento. Bueno, ya para que lo augure Fox, el ilusionista.
Ahora mismo, los panistas andan agarrados del chongo con el PRI. La izquierda se ha mantenido al margen del pleito, pero no ha aprovechado la coyuntura.
Y por si lo anterior fuera poco, apenas el pasado miércoles, el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) ordenó al PAN restituir los derechos políticos como militante al ex gobernador de Aguascalientes, Armando Reynoso Femat.
Los más catastróficos hablan que los panistas viven su último año y cinco meses de poder. Así como sacaron al PRI de Los Pinos en el 2000, todo apunta a que tendrán que regresarle la residencia de Los Pinos y el poder.
Aunado a lo anterior, surgen las primeras voces que vaticinan desde ahora una brutal derrota blanquiazul, primero en el Estado de México y después en el 2012; mientras, Ernesto Cordero se perfila rumbo a la candidatura azul.
¿El Secretario Cordero es garantía de triunfo? ¿Es el candidato idóneo para lograr la victoria del PAN? Su virtual designación es ¿por qué es el mejor o por capricho?
Cómo estarán las cosas en el PAN que hasta el quijotesco Vicente Fox ya adelantó la victoria del priismo en el Estado de México y el regreso del Revolucionario Institucional a Los Pinos. ¡No me ayudes compadre!, le han dicho distinguidos militantes al político oriundo de San Cristóbal, Guanajuato.
No es descabellado pensar que hasta una “expulsión” ande buscando quien fuera también gobernador de Guanajuato y diputado federal.
Por lo pronto, los aspirantes a su suceder a Calderón le pidieron al ex presidente que mejor se dedique a ayudar en las campañas o de plano cierre la boca. Es evidente que ni una ni otra cosa hará quien dirigió al país de 2000 a 2006.
Un dato más que debemos traer a la memoria: no olvidemos, que Felipe Calderón salió “despedido” del gabinete foxista. Se desprende pues, que no era desde aquel entonces el candidato del otrora presidente Fox. Hoy, a su estilo, el marido de Martha pretende exhibir al ejecutivo Federal.
Estos y otros factores saldrán a relucir a la hora de la definición. Lo que es un hecho, es que el panorama no es nada halagüeño en el 2012 para el PAN, ni como partido político, ni como gobierno de la República. La percepción es esa.
¿Falta trabajo político en Zacatecas?
¿Pero cómo anda el PAN en Zacatecas? ¿Hay trabajo político real de la dirigencia estatal? ¿A qué le apuestan los panistas en 2012? ¿Se han valorado los votos de Cuauhtémoc Calderón Galván?
Me parece que los panistas están atrapados en otros pleitos internos sin sentido y no han dimensionado los votos que obtuvo el polémico ex candidato Cuauhtémoc Calderón Galván. Al igual que otros institutos políticos se perdieron en el tiempo.
De tal suerte, creo yo, que el trabajo político en el Partido Acción Nacional a cargo de Pedro Martínez Flores no ha sido el mejor. Aun así, el CEN del PAN lo ratificó para que siga en el partido un año más. Lo extraño, es que el líder del panismo es un hombre políticamente muy trabajador y hasta aguerrido.
En resumen, si hay trabajo político en el Estado por parte del PAN éste no se percibe, ni en los municipios ni en los medios de comunicación.
Somos de la idea, que la actividad partidaria se olvidó después de las elecciones del 4 de julio de 2010. Insisto, no nada más en el PAN, también en el PT, PRD y en PC. Ni qué decir en el PVEM y PANAL.
Subrayo, los panistas de Zacatecas han perdido demasiado tiempo en pelearse con el ex candidato a gobernador, el polémico empresario gastronómico. Calderón Galván obtuvo cerca de 120 mil votos con ayuda de la militancia, que pienso no han sido valorados.
De tal suerte pues, que la percepción que se tiene en este momentos del trabajo del PAN no es ni con mucho el de otros tiempos. Si bien, formalmente aún no son tiempos electorales, la actividad partidista en el Estado no debe pararse.
Podríamos resumir lo anterior, en que la dirigencia estatal panista, a lo más que se ha dedicado, es a responderle al PRI, a propósito de los gobiernos de uno y del otro. Creo que no es una buena estrategia de cara al 2012, pero es legítima. Al tiempo.
De acuerdo con la visión de los azules, en poco más de 10 años de gobierno federales los resultados son mejores que los más de 70 años del PRI. La sociedad tiene claro quién es quién.
A decir del PAN, han sido mejores como gobierno en menos tiempo en materia política, económica y social. De igual manera en temas de seguridad, empleo, salud, vivienda, etc. ¿Usted qué opina apreciable lector?
Evidentemente, todo lo mencionado y lo que viene tiene que ver con el 2012 y con el posible regreso del PRI a Los Pinos. Ahora, habrá que estar al pendiente de lo que opine la dividida izquierda mexicana que seguramente no se quedará callada.
El desaire de los candidatos
Más allá que el pasado domingo 19 fue -día del padre-, la ausencia de varios aspirantes del PAN a un encuentro político con la militancia azul en el Centro Platero, se ha tomado como un desaire. Me consta, que el panismo zacatecano quería escuchar a quienes pretenden obtener la candidatura. Hasta expectación había, créame.
El desaire que hicieron los “presidenciables” el pasado domingo, en mi opinión, fue el más claro ejemplo que Zacatecas, electoralmente, poco interesa. Por cierto, al encuentro sólo vinieron dos: Alonso Lujambio y Javier Lozano.
Lo curioso del caso, es que ni el Secretario de Educación Pública ni el Secretario del Trabajo, tienen la posibilidad de ser el candidato del panismo, a menos, que el presidente Calderón haga un viraje de última hora que tampoco es descartable, pero no, las canicas están con Ernesto Cordero.
Así las cosas, aunque con algunos sobresaltos, avanza el calendario político rumbo al 2012 y el presidente Calderón parece llevar al PAN a una inminente derrota electoral.
De confirmarse lo que dicen las encuestas, sólo 12 años le habría durado el gusto al PAN de haber gobernado al país. Lo curioso del caso es que no todo lo que han hecho los gobiernos panistas están mal, hay cosas buenas, pero la percepción es otra.
Por lo comentado someramente líneas arriba, si bien, el siempre simpático Fox no representa a la mayoría de militancia, por el sólo hecho de haber ganado el 2000 la presidencia de la República, le da legítimamente la autoridad para opinar.
Por supuesto, las opiniones del ex presidente no son del agrado de quienes han manifestado su deseo de buscar la candidatura azul. Se ha vuelto el ex presidente hasta un hombre incómodo ya en el PAN. Veremos en qué termina todo esto.
Para el anecdotario:
1) Mucho ruido se escucha en la CEAPA. A nuestro correo electrónico ha llegado información que desnuda “presuntas corruptelas”. Acusan la entrega del “diezmo” por la designación de millonarios contratos. De entrada, habrá que revisar que dichos contratos hayan sido otorgados de acuerdo a la normatividad vigente.
La sugerencia sería hacia el titular del Poder Ejecutivo para que ordene una rápida investigación y así evitar problemas en la institución, si es que lo hay.
2) De acuerdo con el diagnóstico de 2008 que presentó el Secretario General de Gobierno, la -delincuencia que sí está bien organizada-, le lleva como 5 años de ventaja a las autoridades para armar una corporación policiaca. Si esto es así, estamos perdidos como sociedad.
Otro dato más que reveló el número dos de este gobierno: la delincuencia se instaló en Zacatecas en el año de 2006, es decir, en el sexenio de Amalia Dolores García Medina. Señor Secretario, ahora que se conoció públicamente lo que la sociedad ya sabía: ¿Qué? ¿Qué sigue? ¿Qué harán?
3) No está de más un llamado a la Comisión Estatal de Derechos Humanos para que abogue por los reos del CERESO de Cieneguillas que tienen el virus del VIH (Sida). Estos hombres requieren atención especial.
Más allá de la pena que purgan los presos que están infectados, por un acto de humanidad deben ser atendidos.
4) Todo se consumó. Públicamente, el Comité Ejecutivo Nacional del PRD, a cargo de Jesús Zambrano, ha reconocido que su candidato Alejandro Encina -podría perder- la elección del próximo 3 de julio, a pesar de que el ex jefe del DF es un buen candidato. Efectivamente, todo está definido en la tierra de Enrique Peña Nieto. Ahora, el PRI enfilará sus baterías al 2012.
Es mi opinión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *