Edomex para el PRI y el empréstito

Las encuestas son contundentes y regularmente certeras. Si otra cosa no ocurre el PRI se alzará con la victoria en el Estado de México en 72 horas más. El alcalde con licencia de Ecatepec Eruviel Ávila barrerá a Encinas y a Bravo Mena.
La izquierda no pudo con la maquinaria de Enrique Peña Nieto ni con su grupo político-económico (Grupo Atlacomulco). Para la derecha, simplemente, comenzó el debacle. El propio presidente Calderón tiene claro que viene una derrota.
Por su parte, el priismo da otro paso importante hacia otro gran propósito: ganar la presidencia de la República en 2012 y, seguramente, querrá hacerlo con el aún gobernador Peña Nieto, autor intelectual del inminente triunfo del domingo.
El virtual triunfo del Partido Revolucionario Institucional ha sido reconocido por el propio presidente de la República quien públicamente ha reconocido que el PRI está sólido y trae una ventaja de 30 puntos sobre Alejandro Encina y Luis Felipe Bravo Mena, quien se desfondó desde el inicio de campaña.
Así las cosas, se desprende que Calderón es ya una pesada losa para cualquier candidato del PAN y, en el 2012 podría consumarse lo que hemos señalado en entregas anteriores: el PRI está en el camino de recuperar el poder y Los Pinos.
Alejandro Encinas y Luis Felipe Bravo Mena, a pesar de no ser malos candidatos, no pudieron con Eruviel Ávila, quien fue respaldado por el actual mandatario del Estado de México, el presidenciable Enrique Peña Nieto. De eso no queda duda.
A todas luces fue una elección desigual e inequitativa. Lo sabía el candidato del PRD, PT y PC como el abanderado del PAN. De manera que, engañados no se pueden decir.
La otra elección: la postelectoral
Ciertamente, habrá que adelantar que viene una lucha postelectoral por una demanda que interpuso Encinas en contra del abanderado del PRI, quien a decir del perredista, violó el tope de campaña establecido en la propia Ley Electoral. ¿Procederá la demanda? Se ve complicado y más si arrasa Eruviel el domingo.
De todos es conocido, que el verdadero candidato del PRI nunca fue Eruviel Ávila sino Enrique Peña Nieto quien, ahora enfilará todas las baterías hacia el próximo año. ¿O tiene alguna usted apreciable lector?
Evidentemente, primero tendrá que derrotar a Manlio Fabio Beltrones que es un hecho dará la pelea hasta el último minuto. Por supuesto, nada está escrito en el PRI, pero todas las encuestas apuntan hacia Peña Nieto. ¿Por qué será?
Ahora bien, la virtual victoria del priismo en el Estado de México a nadie debe sorprender. Ni con la fallida alianza del PRD-PAN se hubiera vencido al PRI. Esto también quedó claro desde un inicio.
Y decimos que a nadie debe sorprender la victoria que se avecina, porque fueron los propios panistas los más convenidos de que poco o nada tenían que hacer en la elección. Los pronósticos del PRD iban en otra vertiente. Eran más optimistas.
Dos claros ejemplos: Lo adelantó primero el polémico ex presidente del PAN Manuel Espino Barrientos (caso en proceso de expulsión) y con mayor insistencia el quijotesco Vicente Fox: El PRI ganará en el Estado de México y todo indica que así será.
En este contexto, la virtud de Eruviel Ávila fue haber contado con un padrino político como Enrique Peña Nieto, quien como gobernador no iba a permitir que la izquierda o la derecha se apoderaran de un estado eminentemente priista.
Salvo algún acontecimiento extraordinario, pero el domingo se consumará todo y veremos si las encuestas son certeras. Por cierto, ninguna medición perdió Eruviel desde que iniciaron las campañas. Las empresas serías y las no tanto, coincidieron en la amplia ventaja del abanderado priista.
No sé si sea lo mejor…
No sé si sea lo mejor para la nación, pero como lo señalamos líneas arriba, crecen los pronósticos que indican que el PRI regresará al poder y a Los Pinos en 2012. La elección del Estado de México estaría siendo el preámbulo. El espejo de lo que pudiera ocurrir.
No hay que olvidar que también habrá elecciones en Coahuila y Nayarit y de igual forma los candidatos del Revolucionario Institucional ganarán la elección.
Aún y cuando nada está escrito, las encuestas y el propio presidente Calderón lo advierten ya: el PRI está sólido y va arriba. El virtual triunfo del próximo domingo en la elección de Edomex es el referente más claro.
Eruviel Ávila, candidato del PRI y de Enrique Peña Nieto, de acuerdo a las últimas mediciones estará ganando con un porcentaje de aceptación de más del 50% de los electores en edad de votar.
Alejandro Encina apenas si pudiera alcanzar el 20%. Luis Felipe Bravo Mena no alcanzará más allá del 12% de los votos.
Muy complicado se ve que los electores del Estado de México, de última hora, le den su voto a Encinas o Bravo Mena. La figura de Peña Nieto pesó demasiado.
Si Eruviel Ávila es o no buen candidato del PRI eso ya es otra cosa.
En resumidas, el próximo domingo habrá elecciones en otros estados del país: Estado de México y Coahuila, en ambos casos, no hay duda que el PRI saldrá con una amplia victoria. En Nayarit pasará exactamente lo mismo.
Para el anecdotario:
1) En el transcurso del día, la cuestionada LX Legislatura autorizará al Gobierno del Estado endeudarse por los próximos 18 años, algo así como por tres sexenios.
Efectivamente, la noble sociedad de Zacatecas debe saber, que la Ley de Deuda Pública del Estado de Zacatecas, -reformada hace unos días-, faculta al titular del Poder Ejecutivo endeudarse en momentos que justifique la falta de recursos.
En este momento, la argumentación del gobierno de Miguel Alonso Reyes es que, Amalia García Medina le dejó una administración en quiebra y con deudas por todos lados. En suma, no hay recursos pues, para hacer frente a tanto problema, a tantos compromisos que dejó su antecesora. La falta de liquidez es tal, que ni con el histórico presupuesto del estado se ajusta.
La apreciación que no es malo endeudarse es correcta, sobre todo, cuando un pueblo tiene tantas necesidades. Es decir, de manera responsable el gobernador se puede endeudar y una vez analizados todos los pro y los contra.
Pero también debe ser cierta, aquella frase del ex presidente Fox de que: “El Poder Ejecutivo propone y el Legislativo dispone”. Es pues, una decisión compartida que deben asumir ambos poderes ante la autorización del préstamo. La banca no tiene problemas.
De tal suerte, que en mi modesta opinión, el mandatario estatal deberá explicar en los días subsecuentes a Zacatecas con toda a claridad, en un lenguaje simple y sencillo, por los menos, las siguientes interrogantes:
a) ¿Por qué y cuál es la causa de solicitar 4 mil 987 millones de pesos?
b) ¿Corre el Estado el riesgo de entrar en una parálisis?
c) ¿Qué garantiza la autorización del préstamo?
d) ¿Quién pagará el empréstito?
e) ¿Por qué es pagadero a 18 años (tres sexenios), contando el que corre?
f) ¿Por qué 4 mil 987 millones y no menos?
g) ¿A dónde serán destinados, explicando, rubro por rubro y peso por peso?
h) ¿En qué porcentaje se comprometen las participaciones que recibe Zacatecas?
i) ¿A cuánto ascenderá la deuda pública del Estado de Zacatecas?
j) ¿Bajo qué mecanismos de vigilancia serán destinados y aplicados?
k) ¿Hay condiciones políticas, económicas y sociales para la autorización?
l) ¿Cuánto va destinado a cada uno de los 58 municipios?
Más allá de la aprobación, hay otras voces que sugieren a Miguel Alonso Reyes no endeudarse de manera irresponsable en este momento, no al menos, con esa millonaria cantidad. Con mucha sensibilidad política, el jefe del Ejecutivo tendrá que atender esas voces.
En tanto, los diputados y diputadas deberán explicar también con argumentos por qué decidieron aprobar el endeudamiento. Los que votaron en contra tienen la misma responsabilidad del porqué de su voto.
En suma, el millonario empréstito, ubicará a Zacatecas como uno de los estados con mayor deuda pública per cápita del país. Este dato no debe perderse de vista. Los pro y los contra deben ser conocidos por la opinión pública.
Es mi opinión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *