Día Mundial del Medio Ambiente

Ayer celebramos el Día Mundial del Medio Ambiente, que se estableció por la Asamblea General de Naciones Unidas el 15 de diciembre de 1972 y a partir de ello, dio inicio a la Conferencia de Estocolmo con el fin de concientizar a la población sobre la importancia de salvaguardar nuestro entorno y motivar que las personas se conviertan en agentes activos del desarrollo sustentable y equitativo, promover el papel fundamental de las comunidades en el cambio de actitud hacia temas ambientales, y fomentar la cooperación que puede garantizar  que todas las naciones y personas disfruten de un futuro más prospero y seguro. Este año, las acciones van dirigidas a la conservación, protección y gestión sustentable de los bosques.
Nunca antes, la humanidad se había enfrentado a una crisis medioambiental de tal magnitud como la de la actualidad. Si no tomamos medidas urgentes e inmediatas para detener el calentamiento global, sus daños podrían llegar a ser irreversibles. Tal cometido, sólo puede alcanzarse mediante una rápida reducción de la emisión de gases de efecto invernadero a la atmósfera; la humanidad ya comenzó a padecer los efectos del cambio climático.
Por nuestra parte, México enfrenta numerosos y grandes retos en todos los aspectos de la agenda ambiental, que abarcan temas fundamentales como la conciliación de la protección del medio ambiente, la evaluación efectiva del impacto ambiental, la conciliación del derecho penal con el derecho ambiental, la mitigación del cambio climático, la reforestación de los bosques y selvas, la conservación y uso del agua y del suelo, la preservación de la biodiversidad y la prevención de contingencias y el ordenamiento ecológico.
Los países que cuentan con altos índices de desigualdad, como el nuestro, deben considerar el cuidado y aprovechamiento racional de los recursos naturales, como una herramienta esencial para abatir las desigualdades sociales y luchar contra la pobreza. Por estas razones, en Zacatecas he venido trabajando en una amplia plataforma ambiental con el propósito de optimizar el marco jurídico en nuestro estado y fomentar políticas públicas transversales que impulsen el desarrollo social y la ecología.
Ante el pleno de la LX Legislatura del Estado de Zacatecas ya he presentado leyes de gran calado en la materia, como la Ley de Aguas para el estado de Zacatecas y sus Municipios, la Ley de Desarrollo Rural Integral Sustentable y la Iniciativa con proyecto de decreto por el que se reforma y adiciona la ley orgánica del municipio para crear una dirección, área o instancia específica para la atención y gestión medioambiental, según la población y condiciones económicas y administrativas de cada Municipio.
Hoy en día, sociedad y gobierno, tenemos que generar y adoptar una cultura de acción y participación sobre la utilización de los recursos naturales en nuestra entidad, porque está en juego el presente y el futuro de los zacatecanos. Necesitamos hacer valedera la cara aspiración de la ciudadanía por mejores condiciones de vida; y éstas, inevitablemente van  de la mano con el derecho a un medio ambiente de calidad.
Es claro que no podemos proseguir con esta marcha suicida del deterioro ambiental, ni seguir por el camino de quienes se benefician de ella y eluden frenar esta espiral destructiva. Es por ello, que debemos dar la batalla común y emprender acciones contundentes en Zacatecas para que enfrentemos este gran desafío. Tenemos que mitigar las consecuencias del modelo tecnológico autoritario y vertical que ha privilegiado el lucro, el consumismo y la mercantilización de todos los ámbitos de la vida: la transgresión de las leyes naturales por la mano del hombre ha puesto en jaque la propia permanencia de la humanidad.
Como nos advierte el pensador y teólogo brasileño Leonardo Boff: “la economía no puede independizarse de la sociedad pues la consecuencia será la destrucción de la idea misma de sociedad y de bien común. El ideal a ser buscado es una economía de lo suficiente para toda la comunidad de vida”.
Por todo lo anterior, en el Partido de la Revolución Democrática refrendamos nuestro compromiso para transitar de la retórica a la acción y alcanzar la sustentabilidad. Nuestro mayor desafío consiste en pensar no sólo en los intereses del momento, sino en la viabilidad de las generaciones futuras.
Como ejemplo, este fin de semana, el jefe de gobierno del Distrito Federal, Marcelo Ebrard, en el marco del Mayors Adaptation Forum 2011 recibió en Alemania una distinción por su labor en favor del medio ambiente; quien reiteró la importancia de las acciones contra el cambio climático, porque sus efectos pueden exacerbar la intensidad y frecuencia de muchos desastres que afectan de manera particular a la población vulnerable de los países en desarrollo, principalmente.
Además, el alcalde capitalino expuso que los recientes desastres que afectaron a Pakistán, Australia, Estados Unidos, Canadá, Brasil y Japón, recuerdan que la acción de resistencia en su contra es de vital importancia y exhortó a  sus homólogos a implementar medidas, no sólo a nivel de las ciudades, sino en el plano nacional, regional e internacional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *