Fallece el poeta hondureño Roberto Sosa

Tegucigalpa.- Las letras hondureñas están de luto con la muerte del poeta y periodista hondureño Roberto Sosa, ganador del Premio de Casas de las Américas en 1971, murió hoy en Tegucigalpa de un paro cardíaco, informaron fuentes allegadas a la familia del prestigioso intelectual.
“Mi padre falleció esta mañana”, dijo lacónicamente su hijo Néstor Sosa a la AP. Relató que Sosa, nacido en abril de 1930, se sintió mal a las 8:30 horas y su familia lo trasladó a un hospital privado, donde murió.
El célebre poeta hondureño Roberto Sosa fue galardonado en La Habana, Cuba, con el premio Rafael Alberti, que otorga el Festival Internacional de Poesía de La Habana.
El presidente hondureño, Porfirio Lobo, lamentó el deceso de Sosa, de 81 años, y expresó sus muestras de pesar a su esposa, Lidia Ortiz, y sus hijos Leonor, Diana y Néstor.
Lobo definió a Sosa como “un símbolo de la cultura y de la solidaridad con los más necesitados”.
El cuerpo de Sosa quién figuró entre los intelectuales más sobresalientes de los últimos 60 años en su país, será velado este lunes en el campus de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), informó su esposa.
Al respecto, la rectora de la UNAH, Julieta Castellanos, consideró que se trata de una “pérdida lamentable, enorme y dolorosa”.
Natural de Yoro, departamento del mismo nombre, en el norte de Honduras, Sosa figuró entre los intelectuales más sobresalientes de los últimos 60 años en su país.
La poesía de Sosa, quien además fue ensayista y antólogo, por lo general fue de corte crítico, aunque eso no le alejó de lo existencial, lo amoroso o lo político, dicho en sus propias palabras.
Hijo de padre salvadoreño (un músico de banda) y madre hondureña, Roberto Sosa era de la opinión que casi toda la poesía gira en torno a temas amorosos, el odio y la muerte, políticos y existenciales, pero “el asunto será siempre volver a la crítica”.
Uno de sus libros que mayores reconocimientos ha recibido es “Un mundo para todos dividido”, que en 1971 le hizo merecedor al Premio Casa de las Américas, en Cuba. Se suman otros como “El llanto de las cosas”, “Digo mujer”, “Hasta el sol de hoy”, “Secreto Militar” y “Los pobres”.
Para Roberto Sosa, quien nació el 18 de abril de 1930 y surgió de un estrato social bajo, de lo que decía que no podía negarlo porque “sería horrible”, la poesía en su vida la definió como “un norte, una forma de encuentro de realización y es un combate contra la estupidez”.
Entre la obra poética publicada por Roberto Sosa figuran “Caligramas” (1959), “Muros” (1966), “Tegucigalpa ” 1966″, “Mar interior” (1967), “Los pobres” (1968), “Un mundo para todos dividido” (1971), “Secreto militar” (1985) y “Hasta el sol de hoy” (1987).
Su obra, conocida en Centroamérica, Colombia, México, Estados Unidos, Alemania, España, Francia y Rusia, entre países, incluye ensayos como “Breve estudio sobre la poesía y su creación” (1969), “Prosa armada” (1981) y “Diálogo de sombras” (entrevistas a 31 escritores, 1993). La obra de Roberto Sosa ha sido traducida al alemán, inglés, francés y ruso, entre otros idiomas.
Entre otros premios, Sosa fue distinguido el “Juan Ramón Molina”, “Ramón Amaya Amador”, “Adonais” (España), “Casa de las Américas” (Cuba), “Itzama” y el Nacional de Arte “Ramón Rosa”.
En 1990 también fue distinguido por el Ministerio de Cultura de Francia con la Orden de las Artes y las Letras en el Grado de Caballero.
De Sosa, para quien sus “dos pasiones” fueron “la lectura y la música”, quizá el poema “Los pobres” es el más conocido entre sus compatriotas, o al menos el más real, cuando dice: “Los pobres son muchos y por eso es imposible olvidarlos”.
Notimex

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *