Crece la violencia y acoso escolar en México

La violencia y el acoso escolar se están convirtiendo cada día más en un factor que influye de manera negativa en el desarrollo emocional y académico de las y los adolescentes de nuestro país, según la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), el 40 por ciento de la población escolar de primaria y secundaria, tanto en instituciones públicas como privadas del país, es víctima del llamado bullying.
En este sentido lamento que la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), coloque a México en el primer lugar con un ambiente escolar más violento de entre 23 países, que podíamos esperar después de los resultados negativos de la lucha contra el narcotráfico.
De acuerdo a un ensayo la violencia en las escuelas es producto de un entorno inseguro y desapegado a la legalidad, lo que ha permitido que factores externos como el poder de las bandas,  la droga, la violencia, la ausencia de control den como resultado que el 18 por ciento de los estudiantes hayan visto armas, 16 por ciento algún tipo de droga, 36 por ciento haya recibido golpes y que un 10 por ciento haya sido víctima de caricias no deseadas dentro de las instituciones educativas.
Lo señalado en este estudio se vio reflejado en la Encuesta Sobre la Violencia en las Escuelas, pues ahí se indicó que un 80 por ciento de los estudiantes dijo que las relaciones con los profesores son de respeto y/o amigables, pero sólo 48 por ciento afirma obedecerlo, un 45 ha deseado ser violento con los profesores, el 35 por ciento de los estudiantes se sintió agredido en el año escolar por algún profesor y 12 por ciento de los alumnos afirma haber comprado en alguna ocasión una calificación.
Por ello creo necesario y urgente promover reformas a la legislación a fin de propiciar un ambiente de respeto, seguro y digno en el que las y los adolescentes desarrollen su potencialidades por medio de la educación pública.
En este sentido propuse en marzo de este año, mediante una iniciativa que reforma la Ley General de Educación, crear el Premio Nacional “Escuela Libre de Violencia”; de tal manera que promueva una cultura de respeto por las diferencias, de reconocimiento al trabajo en pro de la garantía de seguridad para los actores en los planteles educativos; así como el derecho de los alumnos, alumnas, profesores, profesoras y directivos a un ambiente libre de violencia y acoso.
Debemos evitar a toda costa que el 60 por ciento del alumnado de primaria y el 70 por ciento de secundaria siga siendo víctima de agresiones por parte de sus compañeros, datos proporcionados por el área de Atención y Prevención de la Violencia Familiar del Distrito Federal.
Evitar también el suicidio. Tan solo el año pasado 190 jóvenes de la ciudad de México víctimas del Bullying se quitaron la vida, reportó la Fundación en Movimiento Trixia Valle; así como disminuir las 300 denuncias presentadas cada día por padres, madres, alumnos y profesores víctimas de acoso y violencia escolar en la ciudad de México como resultado de la campaña “Escuelas sin violencia”.
La tarea es grande, pues el problema es de dimensiones impensables, pero tenemos el compromiso de trabajar en consolidar una sociedad donde la discriminación no puede ni debe seguir siendo el motor de esta violencia injustificada; mucho menos lo debe ser la situación coyuntural que en materia de narcotráfico estamos viviendo; al contrario, lo hechos violentos que día a día se suscitan en México deben convertirse en el aliento para evitarlos en nuestras familias y en nuestras escuelas.
¿Acaso el dolor de miles de familias que han sido víctimas de la delincuencia, no es suficiente para hacer todo lo que esté en nuestras manos y eliminar, cualquier sesgo de violencia y discriminación hacia nuestros iguales?
Diputada Federal por el PRD
Presidenta de la Comisión Especial Sobre la No Discriminación

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *