Terror fantástico en obra “Otra vuelta de tuerca”

“Otra vuelta de tuerca” es una obra de teatro del director mexicano Mauricio Jiménez, adaptada de la novela del mismo nombre, escrita por Henry James, que cuenta la historia de una joven institutriz de dos pequeños que se ve inmersa en una situación donde aparecen figuras fantasmagóricas en una gran mansión y que, al parecer, desean poseer las almas de los pequeños.
Enseguida de dar la tercera llamada, el teatro quedó en total oscuridad, un cuerpo desnudo masculino comenzó a alumbrarse en el escenario; enseguida un cuerpo femenino igualmente desnudo y comenzó el diálogo.
La escenografía de esta obra fue muy sencilla, sólo una silla elegante y blanca la conformaba, pero aún así, los actores lograron transportar al público a una mansión inglesa del siglo XIX.
Sólo un actor, una actriz y cuatro personajes por representar. Diana Fidelina fue la encargada de representar al personaje de la Institutriz; por su parte, Tomás Rojas representó al Tío, a la Señora Aurora y a Mateo.
La calidad histriónica de los dos actores dejó un buen sabor de boca en el público, pues llevaron de principio a fin los cambios de personajes, sobre todo se pudo observar en Tomás Rojas.
“Otra vuelta de tuerca” es una historia de terror. Habla de locura, de espíritus, de almas indefensas, de placer y perversiones. La institutriz narra los acontecimientos de la historia y es la protagonista, por lo que en ocasiones el espectador se puede confundir entre la historia.
La historia se muestra tal como es, pero siempre queda la duda de saber si todos los acontecimientos son producto de la mente de la institutriz, o si realmente se trata de espíritus malignos que interfieren en la vida de los niños.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *