Presentan libro sobre cestería; reconocen a artesanos

La creación de cestos, según la arqueología es una de las primeras actividades ancestrales humanas, que dio pie al trabajo de cerámica, entre otras prácticas de arte. Aún en la actualidad se trabaja en muchas partes del mundo y Zacatecas no es la excepción.
Por ello, Juana Elizabeth Salas Hernández en coordinación con el Instituto de Desarrollo Artesanal de Zacatecas (Ideaz), presentaron el libro La cestería y la jarciería en Zacatecas: Urdiendo una tradición, dentro del Programa Académico del XXV Festival Cultural, Zacatecas 2011.
El evento contó con la participación de José Antonio Rivera Villanueva y León García Lam, como comentaristas y Juan José Romero como moderador; se realizó en la Litoteca del ex Templo de San Agustín, ante un espacio totalmente lleno de interesados por el arte popular.
El primer comentario corrió a cargo de León García Lam, quien expresó el gusto por la invitación y compartió un breve comentario que dividió en tres partes; la primera, un comentario sobre la autora, en el que destacó su gran compromiso y amor por la historia.
El segundo fue el trabajo del libro, donde comentó su gusto por el diseño estético del libro y lo atractivo que es, así como la facilidad de comprensión y la estructura de la publicación en sus temas.
Dijo que es muy específica e importante en los datos que maneja y se complementa muy bien con las imágenes con las que se acompaña, ya que reflejan y registran el espacio real de los artesanos y no son escenas creadas.
Por último, compartió varias reflexiones sobre el arte popular y específicamente sobre el futuro de este trabajo artesanal, sobre su pérdida y la falta de interés de los jóvenes por aprender las técnicas y el proceso de los materiales.
Enseguida, José Antonio Rivera Villanueva compartió experiencias del trabajo de la autora cuando fue su alumna. De la misma manera dijo que ella está orgullosa de ser zacatecana y que siempre lo hace saber, por lo que le sorprende el trabajo tan importante de rescate de la identidad zacatecana a través de la cestería.
Rivera Villanueva destacó que la publicación cuenta con un gran trabajo de investigación y que es un proyecto que rescata las técnicas, por lo que trascenderá por su importancia de conservación y cuenta con recursos específicos.
Por su parte, la autora remarcó que el trabajo es un trabajo colectivo y que existe mucha gente que sin ella no se hubiera logrado el proyecto; también agradeció al Ideaz, a su directora y sus trabajadores que apoyaron en las distintas fases de la investigación.
Acto seguido, dijo que la cestería es un trabajo muy humilde, porque en sus precios como en su creación se vende en 20 o 30 pesos una canasta. Expresó que cada canasta es única y los artesanos dejan un cachito de su alma en cada creación, por lo que ella quiere hacer historia viva, una historia que ayude a comprender el presente para que tenga sentido.
Por último, mencionó sentirse honrada y agradecida por la presencia de los artesanos con los que conversó, como fueron Alfredo Contreras, Valentín y Margarita Canales y Eliberto de la Rosa, quienes “son los protagonistas del libro”.
Para finalizar con su intervención, la autora hizo una invitación a que la gente valore, vea y compre el trabajo de los artesanos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *