No olvide ajustar las manecillas de su reloj

Milenio.- Mañana dará inicio por quinceavo año consecutivo el Horario de Verano (HV) en México, que al promover el aprovechamiento de la luz solar propicia el ahorro de energía y la reducción de emisiones contaminantes a la atmósfera, mitigando el efecto invernadero.
Así, la madrugada del domingo los mexicanos tendrán que adelantar una hora el reloj antes de irse a dormir.
Aprovechan entonces la luz solar al iniciar actividades y con ello baja la demanda de energía eléctrica y como consecuencia el uso de combustibles fósiles necesarios para su generación, que además causan la mayor cantidad de emisiones contaminantes.
El consumo histórico durante los años de aplicación demuestra que con la modificación del horario se utiliza menos energía en empresas, comercios, casas, industrias e instituciones.
De acuerdo con el Fideicomiso para el Ahorro de Energía Eléctrica (FIDE), el principal objetivo del HV es hacer un mejor uso de luz solar durante los meses de mayor insolación, de abril a octubre, para así reducir el consumo de energía eléctrica utilizada en iluminación, lo que equivale a una hora de luz artificial por las noches, teniendo el mayor impacto en el sector doméstico.
En 2010 esta medida derivó en el ahorro de mil 347 gigavatios hora (GWh) en el consumo de energía eléctrica de México, lo que evitó la emisión a la atmósfera de 1.16 millones de toneladas de bióxido de carbono, principal causante del efecto invernadero, según datos del Instituto de Investigaciones Eléctricas (IIE).
Asimismo, se dejó de consumir el equivalente a 2.4 millones de barriles de petróleo en la generación de electricidad. Además de que el aprovechamiento de la luz solar permitió diferir la inversión equivalente a una nueva planta de generación de 855 megavatios (MW).
El Horario de Verano modifica la hora de encendido de la luz en las horas de mayor demanda (de 19:00 a 22:00 horas), es decir las llamadas horas pico, y al desplazarse la demanda se deja de consumir energía disminuyendo la quema de combustibles, así como el uso de agua en las plantas hidroeléctricas y nucleares.
El programa de ahorro de energía dura del primer domingo del cuarto mes del año al último domingo de octubre, con excepción de las entidades ubicadas en la franja fronteriza norte, donde concluye el primer domingo de noviembre.
El HV se aplicó por primera vez en la República Mexicana el 7 de abril de 1996, aunque en Baja California opera desde 1942, en Yucatán se instituyó en 1981, y en Durango, Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas en 1988.
Hasta la fecha, el programa ha logrado un ahorro de 17 mil 430 GWh, equivalente a la venta de energía eléctrica correspondiente al tercer trimestre de 2010 en los estados de Nuevo León y Puebla, o en los estados de México y Tamaulipas, o de Chiapas, Distrito Federal, Durango y San Luis Potosí.
También se dejaron de quemar 38.8 millones de barriles de petróleo equivalente y se logró evitar la emisión a la atmósfera de 23.36 millones de toneladas de bióxido de carbono, según la Comisión Nacional para el Uso Eficiente de la Energía (Conuee).
«Este ahorro de energía desde 1996 a la fecha sería suficiente para alimentar 33.1 millones de focos incandescentes de 60 watts, operando todo el año».
El organismo indicó que este horario es parte del conjunto de medidas, que requieren la participación tanto del gobierno como de la sociedad, orientadas a desarrollar una nueva cultura de ahorro y uso eficiente de energía.
Los hogares mexicanos ocupan el segundo lugar en consumo de energía eléctrica y gran parte de ésta se emplea en la iluminación, pero al contar con luz natural por más tiempo, los ciudadanos encienden las luces más tarde lo que reduce el consumo de electricidad por una hora y esto se refleja, aunque de manera leve, en sus recibos.
Ésto también se da porque la población se duerme más temprano y baja la damanda en las horas pico cuando resulta más cara su producción.
En esas horas de elevada demanda, es necesario que algunas plantas aumenten su capacidad de generación y quemen los combustibles más costosos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *