Los más felices del mundo

La fascinación que ejercen las estadísticas sobre los seres humanos modernos se debe a que nos permiten explicar con números sencillos realidades complejas. Durante muchos años los economistas han clasificado a los países de acuerdo con su Producto Interno Bruto o el ingreso  per cápita de sus habitantes.
Posteriormente se empezó a medir el nivel de escolaridad, la expectativa de años de vida y otros elementos que se consideran determinantes para la calidad de vida de los países y las personas que los habitan.
Recientemente se han elaborado estrategias sofisticadas para medir directamente la felicidad promedio de los habitantes de cada país. La organización The Happy Planet Index (HPI) dio un paso más adelante todavía y combinó los índices de felicidad de las personas con el uso responsable de los recursos naturales para establecer un índice de felicidad que incluye no sólo a las personas, sino también a su relación con el medio ambiente.
Este estudio enlista a los países en los que sus habitantes además de tener largas expectativas de vida, tienen una vida satisfactoria y para lograrlo no devastan su medio ambiente, sino que lo  logran utilizando pocos recursos naturales.
El último estudio de esta organización fue publicado en 2009 pero los resultados siguen siendo muy interesantes. El primer lugar de la clasificación del HPI lo ocupa Costa Rica, cuyos habitantes tienen una expectativa de vida de 78.5 años, un índice de satisfacción de vida de 8.5 y 2.3 de footprint, es el estudio que denomina el impacto de las personas en el medio ambiente según la cantidad de recursos naturales que utilizan. El índice global de Costa Rica en el HPI es de 76.1.
Este dato indica que al planeta tierra le cuesta un impacto muy pequeño que los habitantes de Costa Rica tengan expectativas de una vida larga y feliz porque consumen proporcionalmente menos recursos.
Estados Unidos, en cambio, está en el lugar 113 del índice porque sus habitantes tienen una expectativa de vida de 77.9 años, es decir, viven menos que los costarricenses, su satisfacción con su propia vida, ellos la ubican en 7.9, se sienten menos realizados y su impacto en el medio ambiente es de 9.4, al planeta tierra le resulta carísimo sostener a cada norteamericano porque consumen mucha energía eléctrica, petróleo, agua, generan contaminación, etc. Curiosamente en este índice los países latinoamericanos están en la parte superior de la tabla.
Después de Costa Rica siguen República Dominicana, Jamaica, Guatemala, Vietnam, Colombia, Cuba, El Salvador, Brasil y Honduras. A todos ellos el estudio de HPI los clasifica como los países  con menor impacto en los recursos naturales, logran que sus habitantes tengan la expectativa de vidas largas y felices.
Es de llamar la atención que figuren en esta lista naciones con grandes proporciones de pobres, marginados, lo son prácticamente todos ellos, violencia, es el caso de Colombia y Brasil y falta de libertades políticas, como Vietnam y Cuba. 
Sin embargo la importancia de este índice de felicidad planetaria, radica en que es uno de los pocos que intenta conjuntar la felicidad de las personas con mediciones relacionadas con el medio ambiente.
Costa Rica, según este estudio es un país feliz y poco contaminante. También tiene otras particularidades, es el hecho de que no tiene un ejército profesional y su población es más educada y pacífica que el del resto de las naciones latinoamericanas.
El no gastar en armamento les ha permitido a los gobiernos de ese país invertir más en el bienestar de sus habitantes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *