Hostigamiento sexual en escuela de Noria de Ángeles

En la localidad de Maravillas, del municipio de Noria de Ángeles, se reportaron tres casos de hostigamiento sexual, que hacían algunos maestros a estudiantes del plantel Educación Media Superior a Distancia (EMSAD) del lugar.
Fueron la señora Elisa Dávila González, madre de Alfredo Ismael Castañeda Dávila; y el señor Benjamín Díaz Saucedo, padre de Gloria Díaz Díaz, quienes alzaron la voz para reportar los acosos de maestros del plantel hacia sus hijos.
El profesor de Ciencias Sociales de dicha escuela, Juan Carlos Casteñada Guzmán, era quien hostigaba al joven Alfredo, que en declaración de su madre, “el maestro lo tocaba, de la cintura para arriba, las orejas, y le preguntaba lo que sentía”, y eso ocurría durante los tres años que su hijo estuvo en la escuela.
Sobre Gloria, mencionó que fue tras una posada escolar, el 9 de diciembre del año pasado, en la que los maestros intruducieron bebidas alcohólicas, que la joven terminó en al auto con dos maestros del plantel, llevándola a la comunidad Lázaro Cárdenas, y fue el profesor Israel Vázquez Gómez, maestro de Matemáticas, quién abuso sexualmente de ella.
La señora Elisa Dávila, comenta haberse dirigido con Víctor Hugo Hernández Díaz y Sergio Miranda, supervisores de la escuela, para plantearles el problema, pero al no tener una respuesta congruente de su parte, advirtió con acudir a los medio de comunicación y difundir los acontecimientos.
La directora del plantel fue quién alentó a la señora para denunciar los abusos, no sin antes convocar a una reunión de padres de familia darles a conocer la situación; pero “respondieron agredieron verbalmente, estaban a favor de los maestros”, comenta.
Fue el 8 de marzo de este año cuando acudieron a denunciar a la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) y el 15 de marzo comparecieron ante el Ministerio Público, con el mismo fin; y según argumenta la madre del joven, su denuncia no podía proceder como tal, pues habían pasado ya seis meses, y sólo se tomaría como un simple testimonio.
El caso se trasladó a Derechos Humanos de Loreto, pues es al distrito del Ministerio Público al que pertenece la comunidad de Maravillas, y asegura a manera de demanda “Noria de Ángeles se deslindó de toda responsabilidad , no recibimos de ningún tipo de apoyo”
Los padres de los jóvenes, comentan que es muy probable que a Lizeth Padilla Díaz, la otra joven hostigada, se le haya obligado a retirar su denuncia, y que ha pesar de de los acontecimientos los maestros llevan trabajando en el plantel educativo alrededor de 10 años, y aún continúan laborando, por lo que exigen que esclarecer y darle continuidad al asunto.
Por José María Rodríguez Rosales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *