Detienen a presunto "halcón" cerca de PEP

Guadalupe, Zac.- Lo que en un principio pareció ser un ataque contra las instalaciones de la Policía Estatal Preventiva (PEP), ubicada en Guadalupe, fue solo la detención de un joven de 16 años, al que se le marcó el alto, por sus características sospechosas, sin embargo, hizo caso omiso.
El vocero de Gobierno, Mario Caballero Ramírez, confirmó que elementos de la PEP lograron la detención de un presunto integrante de la delincuencia organizada, que merodeaba las instalaciones del cuartel general de dicha corporación.
Al intentar darse a la fuga, tras ser descubierto, golpeó el vehículo de una mujer. Una patrulla de la PEP que intentó detenerlo también fue golpeada.
Caballero Ramírez informó que al no atender el llamado de la autoridad, al momento de transitar frente a las instalaciones de la dependencia, los efectivos que se encuentran en servicio realizaron tres disparos en contra de la Suburban, en la que se desplazaba el presunto delincuente.
Más adelante, una segunda patrulla logró cerrarle el paso para concretar su detención, siendo éste un menor de 16 años de edad, que presuntamente, conforme a su declaración inicial, forma parte de una banda delincuencial.
El detenido y el vehículo fueron puestos a disposición del Ministerio Público, para iniciar la investigación correspondiente.
A unas horas de que los procuradores de la región arriben al estado, para sostener una reunión de coordinación, en la cual estaría Marisela Morales, propuesta hoy mismo como titular de la Procuraduría General de la República (PGR), las labores de vigilancia se refuerzan.
Las primeras versiones apuntaban a que se había suscitado una persecución donde participaron 12 patrullas de policías estatales y ministeriales, quienes buscaban a un grupo armado que disparó contra las instalaciones de la PEP y se trasladaban en una Suburban blanca, por lo cual habían montado un operativo a lo largo y ancho de las colonias África y Luis Donaldo Colosio.
A raíz de los disparos hechos contra la camioneta conducida por el menor, se pensó en el ataque a las instalaciones, aunque éstos fueron realizados para ponchar la llanta del vehículo y detenerlo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *