Denuncia por extorsión hasta sus últimas consecuencias: Alonso

Jerez de García Salinas, Zac.- El gobernador Miguel Alonso se desmarcó de la denuncia presentada por Sergio Santoyo Castro, quien acusó a un grupo de menores de edad, de intento de extorsión, y dejó en claro que de ese asunto se encarga ya la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE).
Y es que entre los jóvenes detenidos que supuestamente llamaron a la casa del denunciante e intentaron extorsionar a las también hijas menores de Santoyo Castro, las cuales solo estaban acompañadas por su niñera, se encontraría un hijo del diputado perredista Gerardo Romo Fonseca.
Al respecto, el mandatario estatal dejó en claro que este es un asunto “entre particulares” donde está actuando la PGJE, “están actuando los Ministerios Públicos, digamos, sin mayor distingo, nosotros estaremos atentos a que se haga una investigación a fondo”.
Entrevistado en este municipio, a donde acudió a la reinauguración de la primera etapa de rehabilitación del Centro Recreativo “Las Margaritas”, Miguel Alonso dijo que se ha dado la instrucción al procurador Arturo Nahle García, de que se revise y analicen todos aquellos casos, pero evidentemente cuando hay una denuncia de un ciudadano, de un particular y se cumplen los elementos o hay en algunos casos flagrancia, pues la autoridad debe actuar”.
Y asentó que en este caso en concreto se tiene ya abierta una investigación exhaustiva de cómo se dieron los hechos, los sucesos y, a partir de ahí, poder deslindar responsabilidades.
Pero el gobernador para concluir recalcó que si hay alguna situación irregular, “se hará lo conducente, nosotros estamos como siempre en la mayor apertura, pero como siempre con apego a la Ley, que es lo que nos da el mandato constitucional”.
El lector recordará que el pasado viernes, el hijo del diputado local del PRD, Gerardo Romo Fonseca, y otros tres jóvenes, fueron detenidos luego de que presuntamente fueron los culpables de un intento de extorsión en la zona residencial de Bernárdez.
De acuerdo con la denuncia interpuesta por el médico veterinario Sergio Santoyo Castro, una de sus hijas, la mayor de 12 años, fue quien contestó el teléfono y a quien le exigieron entregar un lote de joyas y así se respetaría su vida y la de sus hermanas.
Las supuestas extorsiones habrían comenzado cerca de las 16:00 horas, cuando un sujeto le dijo a la niña que sabían que estaban solas. Le pidió que llevara el botín a una camioneta estacionada frente a la capilla del Nuestra Señora de Bernárdez.
El denunciante declaró que su hija de 12 años y sus hermanas, acompañadas siempre por la niñera, salieron en busca de auxilio a casa de unos vecinos, hasta que al lugar llegaron los guardias de la caseta de vigilancia. De inmediato se dio parte a la Policía Estatal Preventiva (PEP).
Cabe destacar que la llegada de la PEP permitió ubicar dos camionetas con cuatro jóvenes, quienes fueron los responsables de las llamadas, por lo cual se procedió a su detención y fueron trasladados a la caseta de Bernárdez.
Cuando los jóvenes estaban en la caseta de vigilancia, llegaron los familiares de los muchachos, exigiendo su liberación, entre ellos, el propio diputado local y ex secretario de Gobierno en el sexenio de Amalia García, quien amenazó a los vigilantes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *