Contagia con “Dixieland” Calacas Jazz Band a Asistentes de Plaza de Armas

El máximo foro cultural de la ciudad de Zacatecas, Plaza de Armas, se trasladó a un calle de Nueva Orleans de principios del siglo XX, gracias a las interpretaciones de Calacas Jazz Band, que invadió y contagió con «Dixieland», que es el resultado de la imitación que hacían los músicos blancos al estilo de jazz de los habitantes de color de la región.
Calacas Jazz Band arribó al escenario con un vestuario muy característico de la época a la que remontan sus canciones de los años veinte y treinta, creando rápidamente esta atmósfera de fiesta y baile, que agradó a los espectadores que arribaban a la Plaza de Armas.
Esta agrupación es una nueva propuesta dentro del género jazzístico, que da inicio con su trabajo de difusión a finales de 2006. A partir de 2008 comienza su propuesta más profesional y se integran los músicos que llevaron a cabo el concierto.
Se escuchó en la Plaza un programa de compositores que crearon estos éxitos en las décadas de los veinte y treinta; también se incluyeron algunos de los cuarenta, música que inició con lo que ahora es el género del jazz clásico.
Calacas Jazz Band está integrado por María Arellano en la voz, Alejandro Hernández en la batería, Ángel Leal en la trompeta, Gary Anzures en la tuba, Jazmín Luna en el sax y Cristian Merino en el Bajo. Ellos fueron los responsables de que los zacatecanos, así como sus visitantes disfrutaran y siguieran al ritmo de las palmas cada pieza musical.
Las canciones que formaron parte del repertorio presentado en la tarde-noche en la Plaza de Armas, se incluyen en su primera discografía titulada Gracias por cooperar. Entre los temas que se escucharon fueron: “All of me”, “That´s a plenty”, “Sweet cerden blue”, “Some of these days”, “The pink panther theme”, entre otras.
Entre humor, baile y una forma muy particular de despedirse, interpretando parte de una cumbia en la última canción, la agrupación jazzística, concluyó su concierto con fuertes aplausos por parte de los espectadores, que solicitaron una pieza más.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *