Certificó Ejército Mexicano a policías estatales en empleo de armamento

Guadalupe, Zac.- Luego de que el gobernador Miguel Alonso Reyes inaugurara el Centro de Evaluación de Destreza de la Onceava Zona Militar, fueron certificados, por primera vez en la historia, 10 elementos de la Policía Estatal Preventiva (PEP) en el manejo de armamento de uso exclusivo del Ejército.
Tras concluir el entrenamiento que los efectivos militares brindaron a los agentes policiales, se llevó a cabo una ceremonia oficial en la Onceava Zona Militar, donde su titular, el general Alejandro Saavedra Hernández, entregó al general Jesús Pinto Ortiz, secretario de Seguridad Pública, la certificación correspondiente a la evaluación que acreditó el personal de la PEP.
El acto oficial fue presidido por Esaú Hernández Herrera, secretario general de Gobierno; además estuvieron presentes, el general Víctor Manuel Bosque Rodríguez, director de la PEP; y el coronel Rafael Ruiz Montiel, director del Centro de Evaluación.
 El Centro de Evaluación 11, de la V Región Militar, tiene por objetivo preparar y evaluar a los cuerpos de seguridad pública, para que respondan a cabalidad con su alta responsabilidad y que la ciudadanía incremente la confianza en sus corporaciones policiales.
Los 10 agentes de la PEP que fueron evaluados previamente tuvieron que acreditar los exámenes de confianza para llevar a cabo la instrucción y adiestramiento militar, que versó en prácticas de tiro fuego y movimiento nocturno, correspondiente al empleo del fusil calibre 0.223 pulgadas y pistola calibre 9 milímetros, habilidades que serán empleadas durante el desempeño de sus diversas comisiones que les sean asignadas.
El personal que concluyó su adiestramiento, sin duda alguna, simboliza la figura de seguridad que la población zacatecana necesita para mantener un ambiente de tranquilidad.
La prioridad de estos entrenamientos es mejorar la eficiencia de los elementos estatales en su desempeño con las armas, para tener hombres y mujeres mejor preparados, con una nueva mentalidad y con una fuerza moral que los distinga.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *