Pocas mujeres en los primeros niveles del SIN: Salazar

Luego de hacer la entrega de reconocimientos a mujeres destacadas de Ciencias de la Salud, el coordinador del Área, Alfredo Salazar de Santiago, conminó a las académicas a continuar con los logros en el ámbito de la investigación.
Durante el evento, enmarcado en las festividades del Día Internacional de la Mujer, que tuvo lugar en el Audiovisual del Edificio E-1, Salazar de Santiago manifestó que son pocas las mujeres que están ubicadas en los primeros niveles del Sistema Nacional de Investigadores, debido a la “jornada interminable” que desarrollan cotidianamente.
Por esta razón, al tiempo de convocarlas a proseguir con su desarrollo profesional, mostró la disponibilidad de la Coordinación para apoyar en lo que sea posible a todas aquellas que quieran seguir cosechando logros en el terreno académico.
Las docentes que recibieron el Reconocimiento UAZ Siglo XXIfueron: Martha Elena Hernández Montoya, Patricia Lugo Botello, María Luisa Villalobos Macías, María Guadalupe Rodríguez Elizondo, Gloria Patricia Hernández Delgadillo, Susana Godina González, Adriana Noriega Maldonado, Verónica Enciso Muñoz, Elda Aracely Mayorga y Rosa Martha Covarrubias Carrillo.
Como parte del programa, Flor de María Sánchez dictó la conferencia La mujer en las voces masculinas. ¿Por qué género?. En su exposición hizo un recorrido histórico de cómo la mujer ha sido interpretada y entendida desde diversos ámbitos.
Explicó que fue entre los años 70 y 80, que empezó a desarrollarse el término de “género”, cuando la mujer ya se encontraba inmersa en el ámbito académico. A partir de ahí se cuestionaron las diferencias sociales entre hombres y mujeres. Por ello –señaló– se hizo necesario investigar qué paso a través del tiempo y en qué momento la mujer empezó a ser discriminada.
La conferenciante inició su recorrido histórico desde la antigüedad con la Mitología Griega, pasando por Aristóteles, el Cristianismo, San Agustín, Santo Tomás de Aquino, la Edad Media, el Siglo de las Luces, hasta Charles Darwin y Sigmund Freud.
En su opinión, la mayoría de ellos manifestaba que la mujer era el segundo sexo y con capacidades tanto físicas como intelectuales inferiores al hombre.
Fue en el siglo XI que se hizo un reconocimiento de la mujer por medio de la Virgen María como madre e intercesora entre Dios y los hombres. La Virgen María representaba un ejemplo para las mujeres. Sin embargo –explicó la ponente– era un ejemplo no alcanzable, ya que era una madre inmaculada.
“La religión, la ciencia y la ley del discurso afirmaban la inferioridad de la mujer”, lo mismo que “las características estereotipos de género, como el que ellos son fuertes y la mujer débil; ellos racionales y la mujer emocional, han asignado roles a cada uno”.
Como ejemplo de ello –añadió– está la creencia de que los hombres tienen que estar en el campo público realizando actividades como ejecutivos, políticos, militares, etc., y las mujeres en el campo de lo privado, para ejercer la reproducción biológica, maternidad, socialización, etc.
Flor de María Sánchez conceptualizó el término “género” como una categoría analítica que trasciende la definición biológica del sexo para referirse a las formas en que se construye socialmente la feminidad y la masculinidad. “El análisis de género implica estudiar la organización social de las relaciones entre los sexos”. Hay que incorporar el enfoque de género para vivir con igualdad y fraternidad, concluyó la expositora.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *