En primavera y verano hay que protegerse del sol: IMSS

Con el inicio de la primavera es necesario extremar cuidados al exponerse al sol, particularmente si se visita la playa, centros recreativos o balnearios, médicos dermatólogos adscritos al Hospital General de Zona 1 de Zacatecas, subrayaron que es necesario evitar asolearse en exceso, además de aplicar protector o bloqueador solar, pues el no hacerlo puede causar desde una pequeña irritación o comezón, hasta manchas (paño), ampollas, alergia y hasta ser un factor de riesgo de cáncer de piel.
Explicaron que los más afectados por los rayos solares son los niños, los adultos mayores y las personas de tez blanca, por lo que recomendaron que la exposición a los rayos del sol no dure más de treinta minutos y, de preferencia, que sea en las horas más alejadas del medio día, es decir, antes de las 10:00 o después de las 17:00 horas, para evitar que las radiaciones entren a la dermis de forma más directa.
Los especialistas precisaron que tanto en la primavera como en el verano las radiaciones ultravioletas son más intensas, lo cual causa quemaduras más profundas en la piel.
Agregaron que en el caso de Zacatecas se tienen factores geográficos como la altura, porque nos encontramos por arriba de los mil 500 metros sobre el nivel medio del mar, lo que condiciona una mayor incidencia de padecimientos relacionados con la exposición al sol, predominando en la consulta los casos de “melasmas”, que comúnmente llamamos “paño” y para los cuales se cuenta con diversos tratamientos.
Aconsejaron a la población respecto al uso de sombreros o gorras para proteger el rostro, así como ropa de algodón, de preferencia de colores claros, que absorben menos los rayos ultravioleta.
Precisaron que la aplicación de protector solar debe realizarse 20 minutos antes de exponerse al sol y reponerlo cada cuatro horas. En caso de entrar al agua, al salir hay que cubrir nuevamente la piel con protector. Es importante evitar cualquier crema o bronceador que contenga sustancias como la lima, el limón o aromatizantes, pues empeoran el daño en la piel.
Explicaron que una de las consecuencias graves y hasta mortales que puede ocasionar la continua exposición al sol, por tratar de adquirir un bronceado, es que en el futuro se desarrolle cáncer en la piel, pues hay que recordar que las radiaciones solares que se absorben en cada exposición se acumulan, lo que con los años puede degenerar en un tumor maligno en la dermis.
Recomendaron a los padres de familia tener cuidados especiales con sus hijos, por lo que si van de paseo a la playa o a centros recreativos, es importante que les apliquen periódicamente el protector solar, ya que la piel de los niños es más delicada, por lo cual conviene que estos productos contengan oxido de zinc y bióxido de titanio, pues ambas sustancias dan mayor protección.
Por último, dijeron que el riesgo de exponerse a rayos solares sin ninguna protección es que además de sufrir quemaduras en la piel, pueden aparecer manchas conocidas como “paño”, las cuales son de difícil manejo e incluso necesitan de tratamientos prolongados para que desaparezcan.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *