Dolores Padierna se "destapa" para dirigir el PRD

Agencias

México, DF.- La dirigente de Izquierda Democrática Nacional (IDN), Dolores Padierna, solicitó el apoyo de consejeras y consejeros nacionales del PRD para llegar a la presidencia nacional y «encabezar el rescate del partido para salvar a México».
El anuncio fue realizado en un hotel del Centro Histórico, en el que Padierna llegó acompañada por su esposo René Bejarano Martínez, de quién aclaró nunca se ha ido, aunque el presidente del Movimiento Nacional por la Esperanza (MNE), se negó a levantar la mano de la aspirante a relevar a Jesús Ortega.
Padierna, reconoció que a seis días de que el PRD renueve su dirigencia nacional, se diluye la posibilidad de presentar un candidato de unidad a la presidencia, porque los promotores de alianzas con el PAN, como el jefe de Gobierno del DF, Marcelo Ebrard, «quieren la presidencia y la secretaría general, pero vamos a dispuestos a todo».
«Es inaceptable que dos personas que están a favor de apoyar alianzas con la derecha ocupen tanto la presidencia como la secretaría general.
«Sobre Jesús Ortega diré que no avalamos su entreguismo y colaboracionismo con Calderón y menos, que lo reconozca como presidente de México», indicó en entrevista posterior al acto.
La dirigente de IDN subrayó que en el Estado de México, se requiere cancelar la consulta ciudadana organizada por el PAN y Nueva Izquierda, corriente de Ortega, para justificar su alianza y evitar que Alejandro Encinas sea el candidato del PRD y provocar la salida de López Obrador del partido.
«Aunque la consulta sea aprobatoria, el consejo nacional no la va a aprobar. La consulta sólo es una manera disfrazada de imponer la alianza con el PAN. Quienes la impulsan debieran entender que esa alianza ya naufragó, que no se va a dar porque no permitiremos que Nueva Izquierda y sus aliados lleven al naufragio a la izquierda y al PRD», aseveró.
Dijo que su propuesta estará identificada con la veta nacionalista de Lázaro Cárdenas del Río y el rescate los ideales originarios del partido que nació el 6 de julio de 1988, con el neocardenismo de Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano y con un reencuentro del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) que lidera Andrés Manuel López Obrador.
«Es el momento de rectificar, así que en el próximo Consejo Nacional antes que debatir sobre los cambios en la dirigencia nacional del partido, ese órgano, máxima instancia de dirección entre Congreso y Congreso, deberá votar la prohibición expresa de practicar alianzas con los partidos de la derecha, tanto en el Estado de México como en las elecciones del 2012», apuntó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *