Antorchistas no bajarán la guardia ante incumplimientos

“La transición gubernamental generó los clásicos problemas de inexperiencia de los nuevos funcionarios, desconocimiento de los programas por parte de los que llegan a la administración y además según versiones de los nuevos encargados de la administración pública, un gran endeudamiento y el agotamiento casi total de los programas gubernamentales”.
Así lo informó Osvaldo Ávila Tizcareño, líder del Movimiento Antorchista en el estado, quien señaló que ante el cambio de gobierno, como lo ha hecho desde hace 37 años, a lo largo y ancho del territorio nacional, la dirigencia del Movimiento Antorchista acudió a solicitar a los nuevos funcionarios de este estado, atención a diversas demandas de carácter social y de infraestructura básica para los habitantes de colonias y comunidades marginadas de 22 municipios de la geografía zacatecana.
Considerando las dificultades que enfrentaba la nueva administración, y sabedores de que era corto el lapso para conocer el manejo de la administración pública, el Movimiento Antorchista, solicita a los altos funcionarios de la Secretaría de Gobierno, atención a los pendientes de la anterior administración, que consistía en la entrega de despensas para familias de escasos recursos, apoyo para el albergue estudiantil “Francisco García Salinas”, suministro de materiales para guarniciones y banquetas de distintas comunidades, obras de agua y drenaje para varias comunidades rurales, apoyo para los maestros de los bachilleratos de Montemariana y Plenitud en el municipio de Fresnillo, por mencionar solo algunas.
La respuesta hasta el momento de tales planteamientos, fue que establecerían los mecanismos institucionales para la atención de las demandas, mismos que no fueron cumplidos, dejando en claro que no había verdadera voluntad de atender, ni seriedad en los acuerdos. Por tanto no queda otro camino que solicitar la intervención del gobernador.
De lo anterior se desprendió la necesidad de establecer mesas de trabajo con las distintas dependencias para detallar las propuestas, cuantificar los montos, determinar la viabilidad y los tiempos para la atención de las mismas.
Tales reuniones se efectuaron en los días posteriores, pero resultaron totalmente infructuosas, pues los funcionarios de las Secretarías de Obras, Desarrollo Agropecuario, Educación y Cultura (por mencionar algunos ejemplos) se dedicaron a negar atención a nuestras demandas argumentando que ya estaban programadas las obras y los acciones, por lo que resultaba imposible incorporarnos.
Además en algunos casos como Secretaría de Obras Públicas se dedicaron a lanzar acusaciones dolosas sin ningún fundamento en contra de los dirigentes para negar la entrega de materiales para guarniciones y banquetas.
Ha pasado ya el tiempo suficiente de antesalas y reuniones de trabajo, sin que haya un avance significativo en la atención de las demandas, además la atenuante de las limitaciones presupuestales ha desaparecido, pues ya existe un nuevo presupuesto en el cual se ha anunciado se destinará mil 500 millones para obras de carácter básico como agua potable y drenaje, precisamente muchas de las que nosotros proponemos.
“No queda otro camino que demandar la intervención directa del gobernador, pues como señale líneas atrás en el encuentro efectuado en enero, escuchamos la disposición de atender las necesidades expuestas y tal pareciera que los funcionarios encargados de cumplir tales acciones, se niegan en absoluto a cumplir las indicaciones del mandatario estatal”, detalló Osvaldo Ávila.
“Las necesidades no esperan y la gente que aspira a contar con los servicios básicos, con mejorar su vivienda, con acceder a los programas de asistencia social, con acceder a los programas de apoyo al campo, saben bien que ante la negativa e insensibilidad de los funcionarios encargados de procurar el bienestar social, no queda ni quedará otro camino que salir a la calle a exigir lo que por derecho les corresponde”, resaltó.
Por último, mencionó que aunque se prevé una avalancha de descalificaciones y condenas a las protestas, el Antorchismo zacatecano está y estará dispuestos a luchar todo el tiempo que sea necesario y por adelantado afirma que el Movimiento Antorchista, no es la que carece casi de todo, pero si aspira a una vida más digna.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *