Sobrepeso y consumo de alcohol y tabaco riesgos de cáncer de mama

Foto: Guillermo Perea/Cuartoscuro.Com
Por Guadalupe Cruz Jaimes
El cáncer de mama (CaMa) es una enfermedad asociada al envejecimiento y a estilos de vida poco saludables como el sobrepeso y el sedentarismo, reporta el Centro Nacional de Equidad de Género y Salud Reproductiva (CNEGySR).
Casi el 80 por ciento de las mujeres con cáncer de seno no tienen antecedentes familiares. El simple hecho de ser mujer es un motivo de riesgo, señala el CNEGySR.
El cáncer es producto de factores como las alteraciones del organismo vinculadas con su funcionamiento hormonal, sistema inmunológico, pero también está relacionado con el medio ambiente, las dietas ricas en grasa y el consumo de alcohol y tabaco, sostiene la investigadora Silvia Piso Joó.
En el texto “Una segunda oportunidad. El cáncer de mama en México”, Silvia Piso señala que el cáncer es un crecimiento incontrolado de células en los conductos o lóbulos que forman la glándula mamaria, que es el órgano que produce leche materna.
La mayoría de los casos de CaMa se desarrollan en los conductos mamarios, que son los que conectan a la glándula mamaria; en menor medida se origina en los lóbulos, que se ubican en la glándula productora de leche.
Foto: Guillermo Perea/Cuartoscuro.Com
De acuerdo con el texto de Piso Joó, el 86 por ciento de los canceres mamarios aparecen en los ductos y el 14 por ciento en los lóbulos.
Cuando las células se concentran en los lóbulos ubicados en la superficie del epitelio del pezón (tejido formado por una o varias capas de células unidas entre sí), se considera in situ, pues está limitado a esa área y no ha invadido otros tejidos, si el tumor rebasa esos límites, es invasivo.
El diagnóstico de cáncer ductal in situ es más frecuente en mujeres menores de 50 años de edad.
A veces no sólo es importante detectar nódulos sino la existencia de otros indicadores de sospecha como microcalcificaciones, puntos blancos que pueden señalar un proceso maligno, indica la experta.
Las lesiones malignas son interpretadas con base en criterios como el tamaño, el número, su ubicación y forma.
Foto: Guillermo Perea/Cuartoscuro.Com
Con base en el diagnóstico, la tasa de supervivencia varía, si el cáncer es in situ existe un porcentaje de 95 por ciento, en fase 1 (menos de 2 centímetros) la probabilidad de sobrevida es de 88 por ciento, en etapa 2 (de 2 a 5 centímetros) las posibilidades de sobrevivir se reducen a 66 por ciento.
Por último, en los estadios avanzados (más de 5 centímetros) la probabilidad de sobrevivir es de 41 por ciento, refiere la investigación de la experta Silvia Piso.
En México cada año se registran 13 mil 600 casos, el 90 por ciento se detecta en etapas tardías.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *