Pide Alonso Reyes continuar movimiento y cambiar a Zacatecas

Ojocaliente, Zac.- Al encabezar la ceremonia conmemorativa del bicentenario de la estancia en esta localidad de Miguel Hidalgo y del Ejército Insurgente, el gobernador Miguel Alonso Reyes dijo que es necesario continuar con el gran movimiento, para cambiar el rumo del Zacatecas.
“Sigamos viviendo, en todo el territorio estatal, un nuevo movimiento que integre los principios libertarios de nuestros héroes y su invaluable herencia en forma de una patria que nos urge a defenderla”, manifestó ante habitantes y autoridades del lugar.
Aseguró que la dinámica de su gobierno está dirigida a abatir la desigualdad, fomentar el empleo, otorgar servicios públicos de calidad y brindar a la ciudadanía un nuevo trato, entre otros compromisos ineludibles.
Por ello —aseguró—, pasajes de la historia como el que hoy recordamos nos deben llenar de orgullo por nuestro pasado heroico que, lejos de olvidarlo, debe estar siempre vigente, como un estímulo continuo, para librar y vencer las luchas actuales.
Expresó que, para lograr el Zacatecas justo que anhelamos, es necesario que Gobierno y sociedad trabajemos en conjunto, de manera corresponsable, participando hombro con hombro en la construcción del nuevo destino de nuestra entidad.

Por su parte, el alcalde Héctor Bernal Gallegos sostuvo que este homenaje al llamado Padre de la Patria es justo, porque en la lucha de Independencia quedó demostrado que México sabe resolver sus problemas y sus situaciones adversas.

Venimos también a refrendar nuestra filosofía progresista; reafirmamos nuestro compromiso de trabajo y servicio, mediante un verdadero gobierno democrático que, conjuntamente con el Gobernador, se lleva a cabo.
Durante la ceremonia, a la que acudió el pleno del Cabildo, se recordó que el 5 de Febrero de 1811 arribó a Ojocaliente el cura Miguel Hidalgo y Costilla, en compañía del general Ignacio Allende, estando como encargado de la plaza el teniente Cirilo González.
Asimismo, se mencionó la figura de María del Carmen de las Piedras y Álvarez, propietaria de la Hacienda de Tlacotes, quien ofreció su vida para combatir a Félix Calleja.
Por último, se develó una estatua de Miguel Hidalgo, en la plaza principal de la cabecera municipal, y se depositó una urna del tiempo, que será abierta dentro de 50 años.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *